miércoles, 30 de junio de 2010

¿QUÉ MODELO DE SOCIEDAD QUEREMOS?

El pasado fin de semana se celebró la reunión del G-20 en Canadá. Dos posturas encontradas. Por una parte lo norteamericanos interesados en que los países continúen con los planes de estímulo de la economía, aún a costa de seguir endeudándose. El fundamento de esta estrategia, según ellos, consiste en que sin los estímulos de los gobiernos pronto volveremos a caer en recesión. Ni el consumo, ni en general la economía privada, pueden continuar con la incipiente recuperación impulsada por el estímulo inversor de los gobiernos.

Por otra parte los europeos con Alemania a la cabeza, son partidarios de detener la sangría que para los gobiernos supone dar continuidad a las ayudas públicas. La medida busca el saneamiento de las cuentas del estado para dar confianza a los mercados e impulsar las inversiones privadas. Continuar incrementando el déficit sería una irresponsabilidad ya que esa deuda tarde o temprano habría que pagarla. Además, se incrementaría el riesgo país, lo que impulsaría los tipos de interés a pagar por la deuda y supondría una losa sobre la recuperación en los países afectados. No obstante, no parece que esto sea aplicable a países como Irlanda, uno de los que primero se apuntó a los recortes y que más se aplicó en el empeño, pues sigue recibiendo el castigo implacable de los mercados. Al resto de los países, pertenecientes a un nuevo club llamado "la periferia de Europa", les está pasado lo mismo.

Bueno, creo que es hora de decir que ambos tienen razón. Si consulta los post anteriores hay datos que confirman que, sin la continuidad de los estímulos públicos, existe una probabilidad elevada de recesión que podría materializarse en 2011. Por otra parte, si se continúa con el nivel de gasto público alcanzado durante la fase de los estímulos económicos, es más que probable que las finanzas de muchos países se tornen insostenibles, generando un ambiente de total desconfianza muy pernicioso para la economía en general y los mercados en particular.

La respuesta de los gobernantes reunidos en Canadá ha sido titubeante ante la situación económica actual, no ha habido enfrentamiento, al menos público, pero tampoco medidas coordinadas. Este el el lamentable estado de la gobernanza global. Cada uno que haga lo que buenamente pueda según sus criterios. Si por lo menos el contribuyente pudiera ahorrarse los gasto de todo tipo que supone un reunión de este calado y se invirtiese convenientemente, serviría de algo. Una cosa ha quedado clara, que la regulación bancaria que tanto preocupaba al capital va a ser bastante más leve de lo esperado, cosa que han celebrado los mercados financieros al menos hasta que otras noticias han ensombrecido el panorama.

Parece pues, que respecto a la economía nos encontramos ante un nudo gordiano y es que eso de seguir con un esquema de crecimiento caduco, basado en el consumo desaforado, aunque sea a crédito, de cosas que no necesitamos, a costa del empobrecimiento y degradación del medio ambiente y de la biodiversidad; aunque no lo reconozcamos, los mayores bienes que todavía tenemos, sólo beneficia a unas pocas manos en las que está depositado el poder económico que mantienen pese a todo lo demás.

Para el resto, no queda sino seguir esclavo de un trabajo que nos agota como sociedad, que impide la conciliación y la cohesión social de nuestro entorno y que además, en estos tiempos de crisis, genera conflicto y miedo, alejándonos de lo que es nuestro propósito más deseado, alcanzar la felicidad. Ésto por no hablar de la exclusión que se produce con el incremento del paro y que deviene en todo tipo de problemas individuales, familiares y sociales.

El esquema económico implantado engendra, él mismo, las recesiones y las depresiones como forma de reiniciar el sistema cuando los excesos y las corrupciones llegan a tal punto que resultan ingobernables. Estos excesos son la materialización del egoísmo y del individualismo que promueve. El coste siempre es de índole social y salvo rebelión, siempre lo pagan las clases trabajadoras y las clases medias. Cuando el sistema se ha depurado, a base de sacrificios y penurias, se continúa con el esquema prefijado como si no hubiese pasado nada.

Es más, todos nos congratularemos de la vuelta al consumo depredador. Los políticos se encargarán de escenificar, para la opinión pública, las decisiones que se hayan tomado en ámbitos económicos y que siempre favorecen al capital y a los mercados, aunque parezca que el beneficiado es el ciudadano. La financiación privada de los partidos políticos, legal o ilegal dependiendo del país y la legislación, se encargará de mantener la lealtad de las élites políticas. Los medios de comunicación, que no son sino grandes redes corporativas, pondrán su granito de arena para hacer llegar al mundo la nueva agenda y los marcos preestablecidos.

Tengo algunas dudas, no estoy seguro de que esta crisis se vaya a resolver tan fácilmente. Somos, aproximadamente, siete mil millones de personas en el planeta y no parece que haya para todos, al ritmo de consumo que llevamos en el primer mundo y según el crecimiento de la población en el tercero. Teniendo en cuenta, además, que las poblaciones de los países emergentes anhelan sumarse al espejismo del consumo.

Necesitamos reflexionar sobre qué tipo de sociedad queremos y ésta es una buena oportunidad para hacer llegar la opinión de los ciudadanos a nuestros representantes, antes de que, sin darnos cuenta, terminemos asumiendo como inevitable un esquema social que no queremos, que no nos representa y que no nos respeta como personas libres.

lunes, 28 de junio de 2010

SIGUIENDO AL INDICADOR DE CRECIMIENTO ECRI.

Según nos muestran los gráficos, el indicador de crecimiento ECRI que actualmente está en -23,46 ha caído de una forma muy rápida. Cuando esto sucedió en ocasiones anteriores o se estaba en recesión o apuntando a una en el corto plazo. Habrá que seguir atentos a los indicadores de crecimiento.

domingo, 27 de junio de 2010

COMPARATIVA HISTÓRICA DEL DÉFICIT USA.


En EE.UU. se ha realizado el mayor esfuerzo fiscal de la historia para romper el circulo vicioso de la crisis y promover el crecimiento. Si bien, gran parte se lo han llevado los bancos y el sostenimiento de mercado inmobiliario. A pesar de todo... (ver indicadores y post anteriores a este).

PRESTAMOS BANCARIOS USA EN CAIDA LIBRE.

Los prestamos bancarios a particulares y empresas en EE.UU. continúan en caída libre. Nótese que como esta tendencia prosiga durante un poco más de tiempo, este tipo de prestamos bancarios, que son los que contribuyen a dinamizar la economía y la razón de ser de los bancos, se habrán reducido un 25% en aproximadamente dos años, situación sin precedentes en la historia moderna. Aunque los datos se refieren a EE.UU. esta es una tendencia global.
La fuente de la información es la Reserva Federal.

sábado, 26 de junio de 2010

EL SOCIÓLOGO MANUEL CASTELLS, UNO DE LOS MÁS PRESTIGIOSOS DEL MUNDO, OPINA SOBRE LA CRISIS.

Vean en el siguiente enlace una entrevista al eminente sociólogo Manuel Castells. Figura clave del pensamiento contemporáneo, Manuel Castells opina sobre la crisis haciendo una reflexión profunda de la misma. Sobre todo plantea uno de los mayores interrogantes a los que nos enfrentamos en estos momentos. ¿Qué tipo de sociedad queremos?

Entrevista de Gabilondo a Manuel Castells.

EL BALTIC DRY INDEX APUNTA HACIA LA PARÁLISIS DE LA DEMANDA.

El Baltic Dry Index que mide el coste del flete marítimo de las materias primas y que es un índice muy seguido debido a su importancia para evaluar el dinamismo de la actividad económica global, ha caído a su nivel más bajo en ocho meses avisando de una disminución notable de la demanda. Vean en el gráfico, que en lo más crudo de la crisis vivida hasta ahora se hundió totalmente indicando la parálisis de los transportes de materias primas, coincidiendo con el hundimiento de los mercados.

AHORA PREOCUPA MÁS ILLINOIS QUE CALIFORNIA.

Como pueden ver en el gráfico de Bloomberg que indica el valor de los CDS municipales de EE.UU., concretamente el de Nevada (magenta), New York (amarillo), California (azul claro) e Illinois (marrón). El proceso de degradación de las cuentas municipales continua, ahora preocupa más Illinois que California y esto a pesar de las dificultades extremas por las que atraviesa California, que de no ser por las ayudas estatales habría caído en bancarrota. La degradación de las cuentas municipales también es una realidad en muchos más países, como por ejemplo, España. No obstante, la importancia de la economía de EE.UU. a nivel internacional hace que este acontecimiento tenga una dimensión mucho mayor.

sábado, 19 de junio de 2010

SEGUMIENTO DEL INDICADOR DE CRECIMIENTO ECRI.

El indicador de crecimiento ECRI semanal baja de 123,20 a 122,50. El indicador de crecimiento anualizado pasa de -3,5 a -5,7 dato muy inquietante y que no vislumbra una recuperación, más bien está anticipando una nueva y próxima entrada en recesión.

jueves, 17 de junio de 2010

EL COLAPSO DE EE.UU. NOS AFECTARÁ A TODOS


Desde instancias oficiales de primer orden (FED) se está insistiendo en que la recuperación de la economía en EE.UU. va viento en popa, no obstante, la realidad es otra. Esta misma semana se hizo público el dato de construcción de viviendas y permisos que fue realmente malo, mejor fue el de producción industrial que sirvió para compensar un poco las cosas pero ni mucho menos para mostrarse eufórico ya que el empleo en ese país, como en muchos otros, no levanta cabeza, siendo este aspecto una lacra importante para que se produzca una recuperación sólida.

Mucho se está hablando de la situación en Europa y particularmente en España. Cierto es que pasamos por tiempos muy difíciles pero si quieren hacerse una idea de como están las cosas al otro lado del charco, lean el siguiente enlace sobre las cincuenta estadísticas preocupantes de la economía USA.

He traducido algunas de ellas que cito a continuación:

- En el año 2010 está previsto que el gobierno de EE.UU. emita casi tanta deuda como el resto de los gobiernos en su conjunto.

- La deuda pública de EE.UU. alcanza en la actualidad el 90% de su PIB.

- La deuda total (tanto pública como privada) ha llegado al 360% de su PIB.

- En la actualidad ocho distritos del estado de California tienen una tasa de desempleo superior al 20%.

- En febrero, hubo 5,5 estadounidenses desempleados por cada plaza vacante.

- Mas de 1,4 millones de estadounidenses se declaró en bancarrota en 2009, lo que representó un incremento del 32% respecto de 2008. No sólo eso, en marzo de 2010 se declararon más estadounidenses en quiebra que en cualquier otro mes desde que la ley de bancarrota fue reformada en octubre de 2005.

- Las solicitudes hipotecarias de compra en EE.UU. han bajado un 40% desde hace un mes, (cuando terminaron las ayudas del gobierno a la compra de vivienda), a su nivel más bajo desde abril de 1997.

- Por primera vez en la historia de EE.UU., los bancos poseen una parte mayor del valor neto de la vivienda residencial del país, que todos los estadounidenses juntos.

- El valor de los espacios comerciales ha bajado aproximadamente un 40% desde 2007 y actualmente el 18% de todo el espacio de oficinas está vacío.

- En 2009 los bancos registraron el mayor retroceso en la concesión de préstamos privados desde 1942.

- El estado de Nueva York ha retrasado el pago de facturas por un total de 2.500 millones de dólares para mantener la solvencia en el corto plazo, las autoridades advierten que su crisis de liquidez pronto podría ser aun peor.

- Según el EconomicPolicyJournal.com, 32 de los 50 estados de EE.UU. no disponen de fondos para hacer frente a los pagos por desempleo, por lo que el gobierno federal ha provisto dichos fondos para que los parados puedan cobrar el subsidio.

- Esta recesión, hasta ahora, ha acabado con 8 millones de empleos del sector privado en EE.UU.

- 39.680.000 estadounidenses reciben cupones de alimentos, lo que representa un nuevo récord de todos los tiempos. Pero las cosas parece que se van a poner aún peor. El Departamento de Agricultura de EE.UU. pronostica que la inscripción en el programa de cupones de alimentos será superior a 43 millones de estadounidenses en 2011.

- El Dow Jones Average ha experimentado el peor mayo que se ha visto desde 1940.

- Aproximadamente el 40% de todo el gasto al por menor proviene en la actualidad del 20% de los hogares estadounidenses con las rentas más altas.

martes, 15 de junio de 2010

¿QUÉ PASA CON JAPÓN?


Pues que Japón tiene el dudoso honor de ser el país con peor ratio deuda / PIB. El gráfico muestra la relación entre los ingresos fiscales y los tipos de interés. Concretamente pone de manifiesto que si los tipos de interés de su deuda ascienden sobre el 3,5% aproximadamente, el servicio de la deuda, es decir, el cumplimiento de sus obligaciones para con sus acreedores, fundamentalmente los propios japoneses, será superior a los ingresos que obtiene el gobierno mediante los impuestos.

domingo, 13 de junio de 2010

LA SINRAZÓN DE LAS MEDIDAS ECONÓMICAS.


Primero nos presentaron las ayudas a la banca como totalmente necesarias, a nivel internacional, provocando, junto con las consecuencias de la crisis de crédito, el endeudamiento masivo de los estados.

Ahora, son totalmente necesarias las medidas excepcionales de austeridad para intentar frenar el creciente endeudamiento. Medidas que nos devolverán a la recesión y al aumento del desempleo y que afectarán, vía morosidad, a los bancos, que siguen en una situación "delicada". Tres años después de las subprime estamos más cerca de la depresión que antes y nos estamos dejando en el camino logros sociales conseguidos por nuestros abuelos y padres en décadas de sacrificios y trabajo intenso.

Para ilustrar lo dicho, adjunto un gráfico del indicador de crecimiento ECRI, un indicador que falla pocas veces. Baja en la semana de 124 a 123,2. Peor nivel desde el 31 de julio de 2009. El indicador de crecimiento anualizado da una muy mala lectura, bajando de 0,3% a -3,5% lo que indica que la recesión se acerca.



sábado, 12 de junio de 2010

VENCIMIENTO DE LA DEUDA ESPAÑOLA EN EL AÑO 2010

La fuente de la información, como pueden ver en el gráfico, es el Tesoro Público. Ojo al vencimiento de julio, el volumen es el segundo mayor del año y muy por encima del de los siguientes meses.

domingo, 6 de junio de 2010

sábado, 5 de junio de 2010

LA SOBERANÍA RESIDE EN LOS MERCADOS.


Efectivamente, la soberanía reside en los mercados y nunca como ahora esto se había puesto tan de manifiesto y a la vista de todos.

Según nos comentan en todos los medios de comunicación, son los mercados los que están obligando a los países a tomar medidas contundentes para frenar el excesivo endeudamiento de las economías, fundamentalmente, europeas.

Uno tras otro, los gobiernos de los respectivos países están pasando por el rodillo del mercado y según sus dictados, tomando medidas contundentes de austeridad, no sin la complicidad de los políticos, da igual de que signo, que no se sabe muy bien si por miedo o por vergüenza están adoptando medidas estandarizadas tales como el aumento de la edad de jubilación, la reducción del coste de las pensiones, el ajuste salarial en la empresa pública y privada, el abaratamiento del despido, el aumento de los impuestos y otras por el estilo. Quedan fuera del ajuste, por el momento, los grandes capitales, que con la amenaza de marcharse parece que tienen suficiente para mantener, contra toda lógica, sus privilegios.

Lo que vemos hoy en día, con la justificación de la crisis y del endeudamiento, es el mayor atentado contra lo que queda del estado del bienestar en Europa. Recordar que para llegar a ese modelo del bienestar fueron necesarios muchos años de sacrificios y conflictos para conseguir unos derechos que se están perdiendo a marchas forzadas casi sin resistencia.

Pero el concepto de "los mercados" es abstracto e impersonal, algo o alguien inalcanzable y volátil al que no nos podemos dirigir con nuestras reclamaciones o quejas. En cambio "los mercados" si que, de hecho, están legitimados y tienen poder y autoridad suficiente para variar el rumbo de las naciones y con ellas el de millones de personas que, quieran o no , se ven obligados a aceptar unas condiciones que sin duda conducirán a su empobrecimiento.

Conviene recordar cual fue el foco de la actual crisis. Para ello recomiendo encarecidamente al lector que lea el artículo (Breve y entendible explicación de la crisis de deuda gubernamental) publicado en este mismo blog. Como consecuencia de la crisis de las hipotecas subprime originadas en EE.UU. se produjo un transvase de la deuda de los grandes bancos internacionales a las cuentas públicas. Sí, a esas que tiene que pagar fundamentalmente la clase media, que dispone de recursos, pero no de los suficientes como para contar, de su parte, con la legislación, las prebendas y las facilidades de todo tipo aplicables a las grandes fortunas y a los bancos.

Los mercados de capital están para garantizar el capital de los inversores, pero no de todos. El pequeño inversor está dentro de la ecuación, pero sólo porque el grande puede quedarse con su dinero. Por lo tanto los mercados son y defienden los intereses del gran capital, de los llamados inversores institucionales; los grandes bancos internacionales, ¡que casualidad, otra vez están aquí! y grandes fondos de inversión, que son los que realmente tienen la capacidad y la tecnología para mover el mercado.

Pero los mercados son caprichosos y primero fuerzan a los estados a reducir su deuda y después se muestran preocupados por el efecto que sobre el consumo y la recuperación económica pueden tener las medidas de austeridad implantadas. Resumiendo, lo quieren todo, que se pague poco a asalariados y pensionistas y que estos tengan el capital suficiente como para impulsar el comercio y la economía.

Desgraciadamente y como veremos en los próximos meses esto no es posible y mucho menos en los países más afectados por la crisis. Si se reducen los gastos de los estados para frenar el déficit será a costa de la recuperación ya que, como se empieza a ver en los indicadores económicos, sin impulso público, la iniciativa privada es incapaz de consolidar la recuperación.

Lamentablemente los estados no disponen de más margen para ampliar su deuda, so pena de cesar pagos en algún momento, forzando de esta forma la reestructuración de la deuda. Esto también sería un grave problema ya que como se puede ver en el gráfico, la deuda de los diferentes países está distribuida de tal forma que el impago de un país afectaría peligrosamente a sus principales acreedores, tanto públicos, otros estados, como privados, los propios bancos.

No parece que la solución sea fácil, más bien la globalización económica ha hecho de todo esto un galimatías y ha puesto en jaque a regiones enteras, principalmente EE.UU., Europa y Japón. Ha privado de clientes a la otra parte del mundo, productora de materias primas, como es el caso de Sudamérica y África o intensiva en mano de obra como lo es China. Eso sí, estas tres últimas regiones, menos afectadas por tener un sistema financiero menos globalizado y por tanto menos expuesto a la ingeniería económica internacional.

Los patrones de producción y consumo a nivel internacional deben cambiar sensiblemente, pero no parece que esto vaya a producirse en un plazo corto de tiempo. En China, la eterna esperanza para el consumo, las autoridades siguen imponiendo medidas para limitar el crecimiento y evitar la formación de burbujas que desestabilicen la economía interna y de paso la internacional.

Mientras tanto, lo que está en discusión en este momento, es quien va a pagar la factura. De esta reflexión, llevada a cabo por las élites, es de donde están saliendo las propuestas de los estados mencionadas antes y otras que probablemente veamos en un futuro próximo. Es una lástima y una vergüenza que los grandes capitales sigan campando a sus anchas por todo el mundo en busca de las mejores oportunidades para maximizar el beneficio de unos pocos a costa de la miseria de muchos, utilizando todos los medios a su alcance, incluida la evasión de impuestos vía paraísos fiscales, para conseguirlo.

Es evidente que hay que hacer un esfuerzo por recomponer la estructura económica, pero la que surja de todo esto, no tiene que ser necesariamente la misma que la que se está descomponiendo actualmente. Se necesita más control para evitar los desmadres que nos han llevado a esta situación y que los estados gobiernen por y para los ciudadanos como es su deber y no para el beneficio de las élites. También sería de sentido común que la factura se pagase en proporción a las rentas y a los ingresos reales tanto de las empresas como de los particulares. Esto a día de hoy, no está siendo así, haciendo cierto el dicho de que el sentido común es el menos común de los sentidos.

Enlaces relacionados:
La alianza impía
Bipartidismo: votar a Judas o al demonio