martes, 6 de mayo de 2014

BURBUJA DE DEUDA

A continuación, un interesante artículo publicado en GurusBlog.

BURBUJA PERIFÉRICA: LA TORMENTA PERFECTA

Philippe Legrain es autor de varios libros, como por ejemplo “Open World: The truth about globalisation“, y también ha sido y es una persona muy influyente en la política económica de la UE. No en balde ha sido asesor principal y jefe del equipo de analistas del Bureau of European Policy Advisers para el Presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso. Y como tal, ha liderado el equipo que ha asesorado directamente la política estratégica económica de la UE.

Pues bien, desde su privilegiada perspectiva, Legrain ha publicado recientemente en el Financial Times un artículo titulado “Los inversores están ignorando los riesgos de la Eurozona“, que concuerda con nuestra opinión que hemos reiterado en diversos artículos acerca del espejismo de bonanza que están cotizando los Mercados respecto a las economías periféricas europeas:  “Mátrix y los brotes verdes“, “La doble moral de las burbujas“, y otros muchos.

A continuación os dejamos con una traducción y comentarios libres del artículo de Legrain:

El yield de los bonos periféricos está alcanzando proporciones de burbuja. Los mercados inundados de liquidez camuflan tanto como exacerban los problemas económicos y la insolvencia a largo plazo. Los inversores y los políticos ya deberían haber aprendido esa lección en los años de burbuja pre-crisis. Sin embargo han pasado del pánico histérico a la complacencia miope en menos de dos años.

Pero la crisis de la Eurozona está lejos de acabarse y los Mercados están descontando con excesivas esperanzas que el BCE abrace de manera inminente políticas de Quantitative Easing, al estilo Reserva Federal norteamericana.

Los yields de la deuda soberana de la periferia han caído en picado desde que Mario Draghi dijo aquello de que haría “lo que hiciera falta” para salvar el Euro, allá por Julio 2012. Sin embargo, mientras el aumento de precio (caída de yield) inicial de la renta fija periférica soberana fue bienvenida y en cierto modo justificada, el posterior y épico rally del último año los ha disparado hacia territorio burbujeante.

Sí, las perspectivas han mejorado respecto a hace un año. El sur de Europa ya no espera inyecciones externas y por fin vuelve a crecer (sic). Pero en la desesperada búsqueda de rendimiento, los inversores están ignorando los riesgos aún existentes. La crisis bancaria está aún por resolver. La deuda pública sigue aumentando. Y la recuperación (sic) sigue muy débil.

Indudablemente, con una inflación negativa y precios cayendo en algunos países periféricos, el crecimiento del PIB apenas se logra. De hecho fue negativo en un -1,2% en Irlanda y otro -1,2% en España en 2013 (posteriormente el español subió +0,3% en el 1r trimestre 2014) y +0,1% en Italia en 2013. Por tanto la Eurozona necesita conseguir y mantener crecimientos positivos durante décadas para estabilizar su endeudamiento. Un panorama muy complicado.

La situación de deuda en la periferia es como mínimo precaria. Y precisamente porque el pánico del caos financiero inminente (default, ruptura del euro, etc.) se ha reducido (primas de riesgo en mínimos), las políticas en los países con un desempleo brutal y un endeudamiento aterrador, pueden desestabilizarse y volver a las turbulencias de los pasados años con gran facilidad.

Sin embargo, incluso con una economía estancada y sin reformar, políticos y gobiernos inestables, y deuda pública del 133% del PIB, Italia puede hoy colocar deuda a 10 años al 3%, lo que supone récord mínimo desde que existe el Euro. Lo mismo le ocurre a España, batiendo récords de yield del año 2005, cuando su economía estaba en plena burbuja.

En Irlanda, los yields a 10 años se han hundido hasta un mísero 2,89%, sólo 20 bp por encima de los Treasuries norteamericanos. Y eso con una economía que se estancó en el cuarto trimestre del pasado año, con deuda del 150% de su PIB, y que hace tan sólo 4 meses que salió del programa de ayudas de la UE/FMI.

El bono portugués con rating de bono basura paga sólo el 3,60%, sensiblemente menos que el 4% que el Mercado le exige al bono triple A de Australia.

Incluso la quebrada Grecia, que reestructuró su deuda en manos privadas hace tan sólo 2 años y que debe una montaña más de millones a la UE y al FMI, aún puede refinanciarse en los Mercados con un aberrante y mísero 4,95% a 5 años. Con una deuda del 172% del PIB y subiendo, su economía es altamente inestable. Y los inversores están de hecho apostando temerariamente a que el gobierno griego priorice el pago de los bonos en manos de dichos inversores, y que a la vez las autoridades de la Eurozona suministren algún otro tipo de regalo financiero al Estado heleno. Y todo ello pudiendo prestar su dinero al Estado de Nueva Zelanda por 5 años a cambio de su bono AAA al 4,2% de interés.

No obstante los sentimientos cambian rápidamente. Para muestra la sacudida sufrida por la deuda de los mercados emergentes cuando la Reserva Federal de los EE.UU. anunció el tapering del quantitative easing -o cierre del grifo de la liquidez infinita- justo antes del verano pasado, y de nuevo cuando éste se comenzó a ejecutar. Es cierto que la perspectiva del endurecimiento de la política monetaria de los EE.UU. puede al fin debilitar al EUR contra el USD (y que eso beneficiaría a los endeudados), pero también es cierto que dicho cierre del grifo presagia una subida global de tipos de interés, lo cual sería fatal para la periferia europea enterrada en deuda.

¿Entonces qué, el BCE está a punto para lanzar su propio programa de QE e inflar los precios de los bonos? No tan rápido. De momento lo único que el BCE ha hecho es tratar de rebajar la cotización del Euro de boquilla. Cualquier otra relajación monetaria parecería más encaminada a ofrecer tipos negativos en sus depósitos que a realmente iniciar un QE. Recordemos que los alemanes están felices con su inflación al 0,9%. Ellos -y otros muchos en el BCE- no ven en la caída de los precios del sur de Europa un problema, sino un proceso de ajuste necesario.

Frankfurt tampoco verá con buenos ojos embarcarse en otra política experimental, poco después de que el Tribunal Constitucional alemán haya ilegalizado las OMTs (Outright Monetary Transactions). Con el BCE aún centrado en la valoración de la calidad de los balances bancarios de la Eurozona, el QE también parece prematuro y de inciertos efectos positivos. Y cuanto más suban los mercados de deuda antes de producirse el QE, más va a demorar el BCE la ejecución del mismo, con la esperanza de que la burbuja en el mercado de bonos pueda empalmar en el tiempo con un crecimiento económico más contundente.

Mientras brille el sol, los gobiernos harán bien en apresurarse a cubrir sus necesidades de endeudamiento al plazo más largo posible. Pero los inversores deberían ser más cautos y fijarse en las amenazadoras nubes que se acercan por el horizonte. Y también lo deberían ser los gobernantes y políticos, que una vez más, han cantado victoria prematuramente.
Estamos pues ante un escenario donde los Estados insolventes de la periferia europea deben aprovecharse al máximo de la candidez actual de los inversores para sobrevivir, al menos durante unos años más. Y donde, en cambio, dichos inversores deben evitar arriesgar su dinero ofreciéndolo a deudores insolventes, a pesar de que tengan la complicidad del BCE, ya que la actuación de éste en el futuro es muy incierta. Una lucha desigual, puesto que los Estados tienen todo el establishment financiero y mediático a su favor para convencer a un gran número de inversores incautos (particulares e institucionales) de que lo peor ya pasó. Al fin y al cabo siempre es mucho menos traumático que se arruinen millones de inversores que los propios Estados, ya que los primeros no se arrastran a la quiebra los unos a los otros como piezas de dominó. En esa misma línea de pensamiento van las medidas extraordinarias de rescates internos (bail-in) para la periferia, que están ya a la vuelta de la esquina.

Y todavía algunos se extrañan de la última salida de dinero de España que se ha publicado, que ascendió a nada menos que 8.700 millones de eur sólo durante el pasado mes de Febrero. O sea, en un sólo mes el equivalente a casi el 1% del PIB…

domingo, 20 de abril de 2014

LAS COSAS NO HAN CAMBIDO TANTO COMO PODRÍA PARECER

En efecto, la sociedad no ha cambiado tanto como parece. No terminamos de desprendernos de la mediocridad ni de los mediocres. Es más, parece que la mediocracia se ha instaurado en estos tiempos de mayoría absoluta.

Les dejo con este revelador texto de la web de Perez Reverte.

Unamuneando
03/03/2014
 
Es que aquí no pasa el tiempo, oigan. O lo parece. Hace ya 120 años, en 1894, Miguel de Unamuno publicó un ensayo titulado Sobre el marasmo actual de España. Leerlo tiene su puntito aterrador, porque algunos de sus párrafos parecen haber sido escritos para la España de hoy. O más bien, nota trágica del asunto, para la España de siempre: la que no muere, y una y otra vez nos mata. Por eso me permito esta vez un elocuente experimento de corta y pega, utilizando para componer este artículo una sucesión de frases cortas, todas literales, extraídas del ensayo unamuniano sin añadir ni una palabra de mi propiedad. Decidan ustedes si el buen don Miguel estaba equivocado, si hablaba sólo de su triste tiempo, o si se limitó a describir, con buen pulso y mejor ojo, nuestro eterno día de la marmota:

Atraviesa la sociedad española honda crisis. Nos gobiernan, ya la voluntariedad del arranque, ya el abandono fatalista. Perpetúase el férreo peso de la ley social de bien parecer y de las mentiras a que se doblegan, por mucho que se encabriten, los individuos que sin aquélla sienten falta de tierra en la que sentar el pie. A la sombra de individualismo egoísta y excluyente acompaña la falta de personalidad. En esta sociedad compuesta de camarillas que se aborrecen sin conocerse, es desconsolador el atomismo salvaje de que no se sabe salir si no es para organizarse con comités, comisiones, subcomisiones y otras zarandajas. Extiéndese y se dilata por toda nuestra sociedad una enorme monotonía que se resuelve en atonía, uniformidad mate, ingente ramplonería. Todo por empeñarse en disociar lo asociado y formular lo informulable.

Es cada día mayor la ignorancia. Sobre esta miseria espiritual se extiende el pólipo político. En una politiquilla al menudeo suplanta la ingeniosidad al saber sólido. La pequeñez de la política extiende su virus por todas las demás expansiones del alma nacional. Los viejos partidos, amojamados en su ordenancismo de corteza, se arrastran desecados. Sudan los más populares por organizar almas hueras de ideas, hacer formas donde no hay substancia, cohesionar átomos incoherentes. Y nos recetan dieta.

En España, el pueblo es masa electoral y contribuible. Todo aquí es cerrado y estrecho, de lo que nos ofrece típico ejemplo la prensa periódica. Es ésta una balsa de agua encharcada, vive de sí misma. En cada redacción se tiene presente, no al público, sino a las demás redacciones. Los periodistas escriben unos para otros, no conocen al público ni creen en él. Estúdiese la prensa con sus flaquezas todas, y se verá fiel trasunto de nuestra sociedad.

Fue cumpliéndose la europeización de España, pero trabajosamente. Tuvimos nuestras contiendas civiles, llegó luego el esfuerzo del 68 y el 74, y pasado él hemos caído rendidos, en pleno colapso. En tanto, reaparece la Inquisición, nunca domada, a despecho de la libertad oficial. Es un espectáculo deprimente el estado mental y moral de nuestra sociedad. Es una pobre conciencia colectiva homogénea y rasa. Pesa sobre nosotros una atmósfera de bochorno; debajo de una costra de gravedad formal se extiende una ramplonería comprimida, una enorme trivialidad y vulgachería. No hay corrientes vivas internas en nuestra vida intelectual y moral; esto es un pantano de agua estancada, no corriente de manantial. Alguna que otra pedrada agita su superficie, y a lo sumo revuelve el légamo del fondo y enturbia con fango. Bajo una atmósfera soporífera se extiende un páramo espiritual de una aridez que espanta. Y no es nuestro mal tanto la pobreza cuanto el empeño de aparentar lo que no hay. ¡Y mucho cuidado con decir la verdad! Al que la declare sin ambages ni rodeos, acúsanle de pesimismo. Quieren mantener la ridícula comedia de un pueblo que finge engañarse respecto a su estado.

He aquí la palabra terrible: no hay juventud. Habrá jóvenes, pero juventud falta. Y es que la tienen comprimida. ¿Es que se sabe distinguir el brote nuevo? Se ha ejercido con implacable saña la tarea de despachurrar a los retoños tiernos, sin discernir el tierno tallo de la broza, y no se han tocado los tumores y excrecencias de las viejas encinas ungidas e intangibles. ¡Cuántos jóvenes muertos en flor en esta sociedad que sólo ve lo hecho, ciega para lo que se está haciendo! ¡Muertos todos los que no se han alistado en alguna de las masonerías, la blanca, la negra, la gris, la roja, la azul!... Los jóvenes tardan en dejar el arrimo de las faldas maternas, en separarse de la placenta familiar. Para escapar a la eliminación ponen en juego sus facultades camaleónicas hasta tomar el color del fondo ambiente. Las fuerzas más frescas y juveniles se agotan en establecerse, en la lucha por el destino. Se ahoga a la juventud sin comprenderla.

viernes, 21 de marzo de 2014

PRIVATIZAR, PRIVATIZAR, PRIVATIZAR; ENGAÑAR, ENGAÑAR, ENGAÑAR

La forma en la que se está privatizando la sanidad, la enseñanza, la recogida de basuras y tantos otros servicios, está dando la razón a quienes anticiparon que estas privatizaciones son las sustitutas de la especulación inmobiliaria que tanto dinero dejó a estafadores, "empresarios" bien avenidos con "políticos" todos ellos de baja ralea. Personajes indignos y mediocres que sin embargo medraron y medran dejando un rastro de miseria que como un manto está cubriendo la piel de toro.

Y yo me hago esta pregunta. El ciudadano, ¿dónde queda el ciudadano?

Les dejo con este artículo publicado en Gurusblog.

EL CASO DE ERESA Y SU OBSCENO CONTRATO CON LA SANIDAD PÚBLICA

Se nos está vendiendo que el gasto de la sanidad pública es insostenible y que para poder seguir recibiendo un servicio de sanidad pública de calidad la única opción es externalizar la gestión de los servicios sanitarios. La premisa que subyace es simple: El sector privado presta el servicio de forma mucho más eficiente y económica que el sector público. La teoria podría ser cierta, pero el problema que tienes es cuando la intentas aplicar en España.

Cuando esta externalización es ejecutada  y adjudicada por un grupo de políticos y empresarios parasitarios de la sociedad, la teoría de la eficiencia en la gestión privada suele acabar saltando por los aires y al final acabas con una externalización de los servicios que eleva considerablemente la factura a cargo de todos los ciudadanos, con algún empresario con los bolsillos llenos e igual hasta con unas cuantas personas con alguna cuenta corriente abierta en algún paraíso fiscal.

Valencia. Año 2008

En 2008 el ejecutivo encabezado por Camps (si el de los trajes), adjudicó un contrato de 497 millones de euros (repito 497 millones de euros), para prestar durante 10 años los servicios de resonancias magnéticas en la sanidad pública Valenciana a una UTE encabezada por ERESA, una empresa propiedad de la familia Saus, en la cual Vicente Saus es conocido por tener una estrecha amistad con Eduardo Zaplana.

Curiosamente la UTE encabezada por Eresa se llevó el suculento contrato de las resonancias a pesar de que su precio era 100 millones de euros superior a la oferta que había realizado la otra UTE que optaba a la adjudicación del concurso de las resonancias magnéticas en valencia y formada por Grupo 3-Recoletas y Diagnosalud.

Un precio de escándalo.

Si el echo que el que gane un concurso lo haga a un precio un 25% superior al que queda segundo no os parece sospechoso, la sindicatura de comptes valenciana publicó, en 2013, un demoledor informe sobre el coste de la prestación del servicio de resonancia magnética en 2013.

El servicio de resonancias magnéticas prestado por la UTE liderada por ERESA era mucho más caro para las arcas de la Generalitat Valenciana que cuando lo prestaba directamente antes de externalizar el servicio ¿Cúanto más caro? …. según la sindicatura la gestión privada tenía un sobrecoste de más  €160 millones de euros respecto a la anterior gestión pública. !€160 millones de euros! Un sobrecoste del 32%. Obviamente la sindicatura también pone bajo cuestión en su informe la larga duración del contrato que durará hasta el 2018.

La pregunta que nos deberíamos hacer todos a la vista de los datos es muy sencilla ¿Qué lleva a un Gobierno a externalizar un servicio sanitario con un sobrecoste de €160 millones de euros? La única forma de saberlo sería que judicialmente se pudiera seguir el rastro del dinero. Sigue el dinero y entenderás muchas cosas, y en este caso seguir el dinero comportaría auditar el flujo de cash que va de la Generalitat a la UTE de ERESA, y fiscalizar hacia donde va el dinero que ha entrado en está UTE, es decir hacia donde ha salido y hacia donde ha ido también el dinero que ha recibido la familia Saus a raíz de obtener tan suculento contrato.

En este caso la perversión de la externalización del servicio de resonancias magnéticas  en Valencia es absoluta y total:

- La externalización acaba causando un sobre coste de €160 millones de euros.

- Distorsiona totalmente la competencia en el sector privado, al dotar a una empresa privada de unos flujos de caja y unos beneficios extra fuera de precio de mercado que le permiten tener fuelle como por ejemplo comprar a otros competidores del sector como ha sido el caso de la compra de CETIR.

- Y mientras tanto al resto de ciudadanos se nos dice que no hay dinero para sostener a la sanidad, se instauran copagos o se hace pagar ciertas medicinas a enfermos crónicos.

- Y lo peor de todo es que si no cambia el Gobierno o el asunto no es seguido bajo la presión judicial o de la opinión pública en 2018 cuando finalice este contrato, ya nadie se acordará que era €160 millones más caro que cuando lo prestaba directamente el servicio público y se volverá a adjudicar a los mismos con un incremento razonable del 10%-15% y se nos seguirá vendiendo que se está realizando un gran ahorro de costes.

Uno se queda con la sensación que mientras perdemos el tiempo persiguiendo trajes y EREs ficticios se nos siguen pasando por delante de nuestras narices los elefantes.

domingo, 19 de enero de 2014

GRÁFICO COMPARATIVO SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA BOLSA

Les dejo este interesante gráfico que compara la evolución del Dow entre 1928 - 1930 con la actualidad. Si es premonitorio de lo que se avecina lo veremos en breve. No obstante, el parecido da mucho respeto ante lo que pueda pasar.

Gráfico obtenido de la prestigiosa web Zero Hedge, especializada en economía.


viernes, 25 de octubre de 2013

SITUACIÓN REAL DEL EMPLEO

Publicado en Gurusblog.

Que no os engañen. El paro baja pero no porque se cree empleo sino porque desaparece población.


Ya tenemos el dato del paro de la EPA (Encuesta de la población Activa), el único indicador fiable para medir la situación del desempleo en nuestro país. Las noticias son aparentemente buenas. El paro bajó en 72.800 personas en el tercer trimestre respecto al trimestre anterior, un 1,2% menos, situándose el número total de desempleados en 5.904.700 personas.

Así, la tasa de paro cayó al cierre de septiembre hasta el 25,98%, porcentaje casi tres décimas inferior al del segundo trimestre (26,26%), según los datos de la EPA hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso del desempleo registrado en el tercer trimestre de este año es el más acusado en este trimestre desde 2005. Dentro del periodo de crisis, en todos los terceros trimestres desde 2008 el paro registró subidas, con excepción de 2009 y 2010, cuando bajó en 14.100 y 70.800 personas, respectivamente.

Hasta aquí, las buenas noticias o lo que se puede vender como un brote verde o punto de inflexión. Ahora os contamos la realidad, así que los que no la quieres leer mejor es que salgáis ya de esta página.

El gran éxodo:

Empecemos explicando como se elabora la EPA. Básicamente tiene dos componentes. El primero el total de la población activa española, es decir la gente que vive en España en edad de trabajar. El segundo, determinar vía encuesta, cuantos de los que viven en España están trabajando y cuantos están buscando empleo o desempleados.

Así que básicamente el número de parados en España y su respectiva tasa de paro puede mejorar por dos factores. Hay más ocupados o gente con trabajo o hay menos gente en España en edad de trabajar. Bien porque se ha ido a otro país, bien porque se ha muerto o bien porque se ha jubilado.

Os dejamos el siguiente gráfico. Mide la evolución del total de la población activa en España entre 2007 y el 3T de 2013:
 ¿Notáis algo raro? En 2007 la población activa se incremento en 593 mil personas, en 2008 en 660 mil personas. A partir de 2011 la tendencia se invierte. En 2011 la población activa se reduce en 159 mil personas, y en los 3 primeros trimestres del 2013 llevamos una reducción de la población activa de 194 mil personas.

Es decir en los primeros 9 meses del 2013 el paro se ha reducido en 61 mil personas. Todo un éxito. Sin embargo el número de ocupados, paradójicamente también se ha reducido y en 134 mil personas. Es decir tenemos 61 mil personas que ya no están en el paro pero también tenemos 134 mil personas menos trabajando. ¿Entonces, donde se ha creado empleo? ¿Cómo puede ser que tengamos menos parados y menos ocupados a la vez?

Pues la respuesta es muy sencilla en estos primeros 9 meses se han ido de España (o se han jubilado) 195 mil personas. Las 61 mil que estaban en el paro y ya no lo están y 134 mil que estaban ocupadas, pero ahora el menos ya no están ocupadas en España.

Bienvenido al país de los OTROS. Un lugar donde la única forma posible de mejorar el desempleo es haciendo que desaparezca población. Son los que han dejado de estar presentes en las estadísticas y en nuestro país aunque les gustaría poder estar aquí.

¿Y la calidad del empleo?

Un último dato. En este último trimestre se han destruido 146 mil empleos permanentes y se han creado 169 empleos temporales y se han incrementado en 15 mil personas las que trabajan por cuenta propia. Cómo podéis ver seguimos “empeorando” calidad, destruyendo empleos permanentes y cambiándolos por empleos temporales o el espabílate como puedas.

sábado, 12 de octubre de 2013

ESPAÑA EN EL PURO HUESO Y SEGUIMOS PERMITIENO QUE SE REGALE EL DINERO A LA BANCA

Mientras nos cuentan en los medios de comunicación las estafas y los desfalcos que desde altas instancias del poder se perpetraron a las arcas públicas durante la época de bonanza, pasa desapercibido (excepto el caso de las preferentes) el desfalco que está dejando ahora esas mismas arcas en el puro hueso y que nos está tocando pagar a todos los ciudadanos (vía eliminación del estado del bienestar, impuestos y represión financiera) y tocará pagar a las generaciones futuras. 

(Artículo publicado en Gurusblog; 4 de Octubre de 2013
 
El Gobierno decide que todos avalaremos 50.000 millones más a la banca.

Todos a avalar de nuestro bolsillo. Esa es la decisión tomada unilateralmente por el Gobierno. Sin consultar, sin reparos, sin luz ni taquígrafos, sin vergüenza. Y es que, como la trampa contable que convertía los créditos fiscales de la banca en activos les ha salido mal porque la inminente normativa de Basilea III prohibe tal martingala, ahora el Gobierno decide convertir esos futuros beneficios fiscales de la banca directamente en activos avalados por el Estado.

De ese modo, esos 50.000 millones de euros -ahí es nada- seguirán asentados en los balances de la banca española como activos, ya que de otro modo Basilea III obligaría a contabilizar los créditos fiscales como lo que son, o sea un potencial ahorro futuro e incierto, y sólo en el caso de que el banco siga en pie al cabo de unos años y además dé beneficios que puedan amortizar dichos impuestos acreditados.

La jugada es fea, muy fea. Porque obliga a todos los españoles a asegurar o avalar 50.000 millones para que los acreedores de los bancos puedan cobrar con total seguridad (garantía del Estado, o se de los impuestos que tendrán que pagar nuestros hijos y nietos). Da igual si los bancos en cuestión hayan quebrado ya, o sigan agonizando con resultados que estén lejos de poder beneficiarse de esos créditos fiscales acumulados. Esos apuntes contables, que sólo se convertirían en dinero -activos- para la banca en caso seguir en pie y con resultados saneados, quedan desde este momento avalados con dinero contante y sonante de todos los españoles, ocurra lo que ocurra con esas entidades financieras al borde de la quiebra (unas más que otras) en el futuro.

Dicho de otra manera, este aval de dinero público, sólo NO nos costará dinero a todos los españoles en el caso de que en los próximos años la banca recupere su solvencia y capacidad de generar beneficios, y que éstos a su vez sean suficientes para beneficiarse de los créditos fiscales que actualmente acumulan. O sea, que esta historia sólo acabará bien para el bolsillo de todos los contribuyentes si, y sólo si, la banca española tiene un final feliz, muy feliz. En cualquier otro escenario, la insolvencia manifiesta y merecida de la banca española, la pagaremos entre todos (50.000 millones de € más). Si esto no es escandalosamente injusto y delictivo, que baje Dios y lo vea.

¿Y quienes son los principales bancos beneficiados? No creáis que estamos hablando de bancos de medio pelo, no. El dinero público irá a parar en forma de avales directamente en vena de los balances de Santander, BBVA, Sabadell, entre otros. Estos grandes bancos, que se pasean por el sector financiero y ante la opinión pública con una actitud tan altiva, deberían agachar un poquito la cabeza, avergonzarse, y darnos las gracias a todos los españoles, que somos quienes les estamos inyectando aún más dinero de nuestros bolsillos para tapar sus miserias. Unas miserias que creían haber maquillado con martingalas contables bendecidas por el Gobierno, y que ahora la normativa de Basilea III ha vuelto a dejar en evidencia. Hoy todos somos 50.000 millones más endeudados, y por tanto 50.000 millones más pobres. Y esto aún no ha acabado, desgraciadamente.

lunes, 16 de septiembre de 2013

AHORRAR EN EL RECIBO DE LA LUZ / GAS

Con la que llevamos y lo que se avecina, en lo tocante a subidas de impuestos y encarecimiento de los servicios básicos más vale que nos vayamos organizando. La siguiente iniciativa me parece un primer paso interesante para conseguir un ahorro en el recibo de la luz y el gas. 

Unidos, la luz es más barata
EL Pais; Raquel Vidales / 12 SEP 2013 

Desde el 1 de enero de 2003, todos los consumidores de electricidad en España tienen la posibilidad de elegir su compañía comercializadora. Así empezaba un largo proceso de liberalización del sector energético, aún no concluido, que en teoría debería haber conducido a una rebaja en el recibo de la luz. Se esperaba que la competencia entre compañías, igual que ha ocurrido en el mercado de la telefonía, derivara en ofertas atractivas para atraer clientes. Una década después, no solo no ha sido así sino que la factura se ha disparado. Según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), desde 2007 ha subido un 60% de media. Y según Eurostat, los españoles son los terceros de Europa que más pagan por la luz.

Los consumidores están empezando a reaccionar. Ayer mismo la OCU lanzó una iniciativa de compra colectiva para abaratar la factura energética. Su propuesta, que tiene varios precedentes en Europa, es formar un gran grupo de consumo para comprar energía de manera mayorista y negociar el precio directamente con las comercializadoras. Así, en teoría, se conseguirá reducir el recibo: cuanta más energía se compre, más barato saldrá.

Hasta el 14 de octubre, cualquier persona, sea o no socia de la OCU, puede apuntarse al grupo de compra en una página web www.quieropagarmenosluz.org. Dos días después, la organización celebrará una subasta en la que podrán participar todas las comercializadoras que deseen suministrar energía a toda esa masa de clientes y ganará la que ofrezca el precio más bajo. El 4 de noviembre se comunicará a los consumidores el nombre de la empresa ganadora, que pueden ser dos si también se decide aceptar una oferta por el servicio conjunto de electricidad y gas, y se detallará a cada uno de los clientes cuánto pueden ahorrarse. Si el interesado lo ve adecuado, dará su aceptación y la comercializadora podrá cerrar con él el contrato.

Varias asociaciones de consumidores europeas tienen ya en marcha iniciativas similares, algunas con gran éxito. En Holanda, donde fue lanzada el año pasado por Consumentenbod, se apuntaron 52.000 consumidores que lograron un ahorro medio de 277 euros al año. En Bélgica, promovida por Tests-Achats, se sumaron 152.000 personas y se consiguieron rebajas de 130 euros en la factura de la luz y 435 en la del gas. En Reino Unido, la organización Which? logró un ahorro medio de 258 euros para 285.000 personas, y en Portugal la asociación DECO consiguió rebajas de entre 25 y 80 euros para casi 600.000 clientes.

Antonio Arranz, responsable técnico en materia de energía de la OCU, no se atreve a aventurar cifras de ahorro en España. “Dependerá del número de personas que se inscriban en la iniciativa y del perfil de cada una”, dice. Aunque asegura que la mayoría de los participantes conseguirán algo mejor de lo que tiene. De hecho, según sus cálculos, “hay clientes en el mercado libre que creen tener una buena oferta y están pagando un 25% más que con la tarifa regulada”.

Queda esperar también la respuesta de las compañías, si están dispuestas a participar en la subasta y a ofrecer tarifas atractivas. Endesa, una de las cinco grandes compañías que dominan el sector en España, se presentó a la subasta de Portugal y la ganó, pero aún no tiene decidido si se va a presentar a la de la OCU. “De entrada, no rechazamos la propuesta. Pero los mercados de estos dos países son muy distintos y tenemos que estudiar si nos conviene pujar”, comentan desde la empresa.

En la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (Anae), creada para unir a los consumidores de energía y lograr un ahorro en la factura del agua y la luz, llevan más de medio año gestando una propuesta similar. “Los precedentes en Alemania, Inglaterra y más recientemente en Portugal nos han animado a intentar dar un vuelco al sistema. Ya tenemos el visto bueno de la Comisión Nacional de Energía y estamos pendientes de la opinión de Industria”, explica Francisco Valverde, su portavoz. Aún no tienen fecha de lanzamiento.

¿Pueden ser este tipo de iniciativas una solución al problema de la factura de la luz? De entrada, pueden animar a muchos consumidores a salir de la Tarifa de Último Recurso (TUR), regulada por el Gobierno y a la que tienen derecho todos los clientes que tengan contratada una potencia no superior a 10 kilovatios, para pasar al mercado libre, algo que hasta ahora solo ha hecho el 30%. El ahorro que este cambio supone con las ofertas actuales es mínimo: entre 12 y 13 euros al año, según cálculos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Pero si se consiguieran ahorros mayores, como prometen estos grupos de consumo, cada vez más clientes darían el salto y fomentarían la competencia entre las comercializadoras.

“Son propuestas con la que se pueden ajustar algunos euros, pero no van al fondo de la cuestión. Le veo poco recorrido, porque el problema del sistema eléctrico español no está en las comercializadoras, sino en el propio diseño del sistema”, opina Jorge Fabra, presidente de Economistas frente a la crisis, expresidente de Red Eléctrica y antiguo asesor de la CNE.

El sistema español, según Fabra, es una torre de Babel que cuesta entender y que produce grandes errores de diagnóstico. “Y el principal problema, insisto, no está en que haya o no haya competencia entre las comercializadoras. Está en que el sistema no distingue el origen de la energía: la que generan las centrales hidroeléctricas y las nucleares es más barata que la del carbón y el gas natural, pero todas se venden al mismo precio. Con lo que hay quien se lleva mucho más dinero del que debería”, explica. “Pero ninguna de las reformas emprendidas hasta ahora por los distintos Gobiernos ha sido capaz de abordar esta cuestión. Hay muchos intereses empresariales por medio”, continúa.

Las compañías comercializadoras justifican la falta de ofertas atractivas en que trabajan con pocos márgenes porque la parte fija de la factura, que es la que determina el Gobierno, es para todos igual y ellas solo pueden ahorrar en la última fase del proceso: costes administrativos, personal y gestión.

En Endesa son rotundos: el límite máximo para tener derecho a la TUR debe bajarse a cinco kilovatios para sacar a más clientes al mercado libre. “Mientras exista una tarifa a la que pueden optar la mayoría de los clientes domésticos, es imposible que se produzca una verdadera competencia empresarial”, comentan.

Las cooperativas de energía verde, comercializadoras que han entrado en el sistema haciéndose con consumidores comprometidos con las renovables, también quieren cambiar las reglas del juego. Este verano dieron un paso adelante. Tras conocerse que el Gobierno quiere gravar con un peaje el autoconsumo, que consiste en producir electricidad en casa mediante placas solares o minimolinos eólicos y consumirla, llamaron a la insumisión para defender su modelo. EL PAÍS ha contabilizado media docena de estas comercializadoras verdes. Según sus representantes, están en pleno crecimiento y ofrecen buenos precios.

Som Energía, por ejemplo, nació a finales de 2010 en Girona. Querían reunir a miles de personas con el deseo de cambiar el modelo energético actual y trabajar juntas para alcanzar un modelo 100% renovable. Se miraban en experiencias exitosas de otros países europeos. Desde septiembre de 2011 son comercializadores de energía verde certificada —adquieren la energía del mercado mayorista y la venden a sus clientes—. Según sus datos, tienen 7.000 clientes. Pero no es fácil entrar en el sistema eléctrico español, dada su complejidad y las trabas administrativas que se encuentran los que están fuera. “Hemos tenido los mismos problemas que cualquiera. Lo importante es que nos metamos todos y seamos muchos”, explican. Entre sus objetivos está cambiar el mercado energético, conseguir que los clientes sepan cómo está organizado y que se acabe con tanta complejidad.

En Fuengirola (Málaga), Zencer también ha metido cabeza en el abigarrado sistema eléctrico. “Siempre lo he tenido en mente, aunque uno de los detonantes fue un enfado con la distribuidora de la zona, por la forma en la que nos trataba”, cuenta Francisco Javier Porras, su presidente. Aunque comenzaron en 2011, hasta comienzos de año no han tenido listos todos los trámites. En verano consiguieron ofrecer a su centenar de socios una tarifa un 20% más barata que la TUR.

El precio de la factura se puede abaratar de dos maneras, a lo grande —modificando el sistema eléctrico— o con las actuaciones individuales de cada consumidor. En la primera opción habría que optimizar los gastos del sistema. “Es difícil conocer su composición exacta porque no se quiere hacer una auditoría”, dicen desde Anae. A finales de junio, el Congreso de los Diputados rechazó la propuesta de Izquierda Plural de auditar el déficit de tarifa en España. Este agujero, que se produce porque los ingresos vía peajes del sistema eléctrico son inferiores a los costes de la actividad regulada, es la principal razón por la que el Gobierno ha presentado su reforma eléctrica. En mayo era de 2.624 millones, según la CNE.

Para reducir la factura a nivel particular hay varias soluciones. Reducir el gasto mediante la inversión en equipos eficientes —electrodomésticos e iluminación— o mediante cambios en las modalidades de contrato. La mayoría de los consumidores tienen contratada la TUR, por la que pagan lo mismo por las 24 horas del día. Existe la posibilidad de contratar una tarifa con discriminación horaria, por la que se pagan unas horas más caras que otras (14 horas a precio muy barato y 10 horas a precio ligeramente más caro que el normal). Según Anae, con el cambio a la tarifa con discriminación horaria se puede bajar fácilmente entre un 10-15% en el coste de la electricidad pura, y subir hasta 30-40% cambiando hábitos de consumo, aunque esto no siempre es así porque dependerá de la manera en que consumimos electricidad.

Todas estas iniciativas se ponen en marcha justo antes de que se conozcan todos los efectos de la última reforma eléctrica, que hace prever nuevas subidas. Los consumidores comienzan a tomar la iniciativa.