domingo, 15 de septiembre de 2013

SÍ, TAMBIÉN EN ESPAÑA SE BAJAN LOS IMPUESTOS

El título por muy sorprendente que les parezca es cierto, también en España se bajan los impuestos; pero ¿a quién?

En el siguiente artículo de Gurusblog se desvela esta incógnita.

El Gobierno prepara un nuevo rescate para la banca española
Guru Huky, 11 de Septiembre de 2013 

A los que os preocupa el futuro de nuestros banqueros esta noticia sin duda os tranquilizará. Cómo parece que los 87 mill millones en inyecciones de capital, los 67 mil millones en compra de activos y los 64 mil millones en avales del Tesoro no son todavía suficientes para apuntalar a nuestra banca de Champions, que supuestamente está perfectamente capitalizada pero no dejan de ampliar capital, el Gobierno español, según confirma el Financial Times, va a optar por otorgar una nueva inyección de recursos a cuenta de las arcas públicas es decir del bolsillo de los ciudadanos españoles.

Ya lo habíamos comentado antes y ahora parece que se confirma y el gobierno español va a permitir que el sector bancario  reclasifique miles de millones de euros en activos fiscales diferidos (DTA) como créditos fiscales, lo que permitirá reforzar el capital de las entidades financieras españolas convirtiendo pérdidas en ganancias y haciendo que el Estado deje de ingresar miles de millones en impuestos durante los próximos años.

Sí puede parecer injusto, mientras a todos los españoles Montoro les aprieta las clavijas para exprimir hasta el último céntimo con el que poder cuadrar un déficit público imposible, la banca española va a recibir un trato especial a cuenta de las arcas públicas. Está el lobby que hacen los ciudadanos con sus votos  y por otro lado tenemos el lobby de los banqueros que parece que es algo más eficiente.

Además esta nueva forma de rescate es fántastica  porque, con un poco de suerte, será invisible para la mayoría de los ciudadanos que sólo leer en los titulares las palabras activos fiscales diferidos, se van a aburrir, no van a entender nada y no le prestarán atención.

Los bancos españoles cuentan con unos 50.000 millones de euros en estos activos denominados DTA, que permiten compensar a las entidades pérdidas y provisiones frente a futuras facturas fiscales cuando se produzca un retorno a la rentabilidad.

Bajo la nueva regulación bancaria impuesta por Basilea III, estos activos fiscales diferidos dejarán de contar como recursos de capital de las entidades, mientras que los créditos fiscales reciben un trato diferente, puesto que el Gobierno se compromete a asumirlos en caso de que el banco quiebre.

“Los bancos españoles se verían particularmente perjudicados por este cambio de Basilea III, ya que el pinchazo de la burbuja inmobiliaria forzó a los prestamistas a depreciar grandes carteras de propiedades y préstamos que se tradujeron en un pronunciado aumento de los DTA”.

De hecho, según un informe de N+1 del pasado mes de julio, estos DTA representaban alrededor del 83% del valor tangible en libros de Bankia, mientras que en el caso del Sabadell equivalían al 64%. Por su parte, Santander y Banco Popular contaban con un 40% de su valor en libros cada uno, mientras que en el caso de BBVA y Caixabank, la cifra era de entre el 20% y el 25%. Casi nada.