jueves, 6 de diciembre de 2012

¿QUÉ SIGNIFICA REALMENTE LA COMPETITIVIDAD?

Mucho se habla de competitividad pero casi nunca se examina este concepto desde un punto de vista moral. Parece que entrar en competencia con los demás es un recurso para generar riqueza y además una necesidad para sobrevivir en los negocios. Los países han de ser competitivos, las empresas han de ser competitivas, las personas han de ser competitivas, ... Pero, ¿qué significado profundo encierra la palabra competitividad?

La siguiente definición está extraída de un libro de Leonardo Boff titulado "Virtudes para otro mundo posible I" de recomendada lectura para quien busque una base moral y ética para guiarse en este mundo de contradicciones:

Lo ha denunciado con toda claridad el genetista francés Albert Jacquard: La finalidad de una sociedad es el intercambio. Una sociedad cuyo motor es la competitividad es una sociedad que me propone el suicidio. Si entro en competición con el otro, no puedo intercambiar con él; debo eliminarlo, destruirlo.

Tal vez haríamos mejor en colaborar y fomentar valores que tiendan a extender la colaboración en las sociedades, máxime ante los grandes retos que tenemos por delante. La competitividad y el individualismo no parece que nos estén llevando a un puerto seguro, más bien nos adentran en la tormenta.

lunes, 26 de noviembre de 2012

LA RENTA FIJA, NI ES RENTA NI ES FIJA

Aviso para navegantes.

Bonos convertibles, preferentes, pagarés…“Se ha creado la madre de todas las Bolsas ilíquidas”
Lunes, 26 de Noviembre de 2012 Mar Revuelta - La Carta de la Bolsa

"Incluso los inversores que yo consideraba que tenían los nervios de acero han caído en la Gran Trampa, en la que yo denomino Bolsa de iliquidez. A la sombra de tipos cero, que se han mantenido durante meses y meses, unos y otros han emitido títulos de renta fija hasta la saciedad aprovechando, precisamente, la desazón de muchos ahorradores, que han visto cómo las letras del Estado apenas rendían algo, que la Bolsa es una ratonera, mucho humo, y que el tiempo pasa sin que su ahorro merezca mejor trato. Hay que tener, digo, nervios de acero y esperar con el dinero en la cuenta corriente sin recibir remuneración alguna. Es más, el dinero en el banco cuesta dinero. Pero es lo que hay. Ya vendrán otros tiempos, que vendrán. La avalancha de emisiones de bancos, cajas de ahorro y empresa con bonos convertibles, preferentes, cédulas hipotecarias...no tienen precedentes. Han dejado el mercado exangüe ¿Qué pasará a continuación? La experiencia demuestra que muchas de estas emisiones registrarán caídas de precios en picado, porque no habrá demandantes en los mercados secundarios, pero sí muchos oferentes. Se ha creado la Madre de Todas las Bolsas ilíquidas. Compras hoy un pagaré al 100% y mañana, si necesitas el dinero, te lo recomprarán al 70% o menos..."

“...Algunos me dicen que esperan al vencimiento. Llegado el vencimiento, les digo yo, muchas empresas te van a dar un abrazo. ¡Y date por satisfecho! Otras te darán papel por papel, es decir, te renovarán el que tienes. Y algunas ni siquiera llegarán al vencimiento. A la gente le cuesta mucho enfrentarse a la realidad y reconocer que no hay dinero para todos. Les cuesta reconocer, además, que hay empresas cotizadas en Bolsa que llevan mucho tiempo con la cotización suspendida, lo que confirma que el tejido empresarial español no es tan sano como se pregona. Por eso, el aluvión de emisiones reciente va a dejar muchos cacareando y sin pluma. Nadie hay seguro y la renta fija, como todo el mundo debería saber, ni es renta ni es fija…”, dice un importante gestor de patrimonios.

Advertencias muy serias

Y no es solo este gestor. Hay más. El fuerte volumen de deuda que arrastran las compañías europea ha alcanzado niveles que, para los expertos de CreditSights, podría ser insostenible si los bancos ralentizan aún más el ritmo de concesión de créditos y préstamos.

El analista de CreditSights, David Watts, ha asegurado que “las empresas están en la actualidad con unos altos niveles de deuda” que, “con la financiación de los bancos evaporándose podría resultar insostenible”.

Los datos aportados por Watts apuntan a que en los últimos ocho años, el Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona creció un 14%, mientras que la proporción de la deuda corporativa con el PIB registró un incremento del 70%..

Los bancos están reduciendo los préstamos ya que los préstamos a empresas que tienen una calificación baja en su ráting de deuda la convierten en más costosos. Esta circunstancia podría significar que “los prestatarios pequeños no podrán acceder al mercado de bonos y encontraran dificultades que podrían dificultar la recuperación económica”, ha manifestado el analista. “Esta incapacidad para invertir podría restringir las limitaciones de la capacidad de las grandes compañías para salir de la crisis”, ha apuntado Watts.

De este modo, Watts ha destacado que “para el este año, las empresas europeas probablemente se dividan en dos grupos: las que pueden acceder al crédito en los mercados financieros y los que no”.

España, endeuda hasta las cejas

En este contexto, durante la última década, España ha sido el país desarrollado donde más rápido ha crecido la deuda. A pesar de los programas de estabilidad financiera iniciados en 2000 y la fuerte reducción de deuda pública hasta 2007 (ese año, quedó en torno al 35% del PIB), por la parte del sector privado la economía nacional engordaba su volumen de deuda total un 7,4% de media anual, frente al 3,5% de Estados Unidos. De hecho, sólo entre 2000 y 2008, la deuda repuntó un 150%.

 “Bastantes características de la crisis actual, incluida su naturaleza global y la previsión de un fuerte incremento de la deuda pública, podrían retrasar el desapalancamiento y dar paso a un periodo más largo que en el pasado de reducción de la deuda”, argumentan los analistas de McKinsey Global Institute.

Estos ven “el riesgo de que algunas economías”, como la española o la británica, “pueden permanecer altamente apalancadas, lo que crearía unas perspectivas económicas muy frágiles y altamente inestables a lo largo de los siguientes 5 ó 10 años”.

Enlace de interés

sábado, 10 de noviembre de 2012

MUCHA ATENCIÓN A GRECIA

Los países con dificultades serias para afrontar su deuda deberían considerar como la mejor de las alternativas hacer borrón y cuenta nueva. La salida del euro y una reforma a fondo de las instituciones económicas, el control de los bancos y una legislación que les ponga límites. Un sistema monetario en el que un nuevo poder independiente dentro del estado sea el único con potestad de crear dinero y la eliminación del interés compuesto para evitar el continuo drenaje del capital de las clases sociales bajas y medias hacia las altas, son lar reformas valientes y necesarias para frenar la crisis. Los continuos recortes sociales son la salida cobarde y rastrera que sólo beneficia al capital, a la casta política dominante y a la clase alta.

Grecia va camino de una Guerra Civil

Viernes, 09 de Noviembre de 2012 Carlos Montero (La Carta de la Bolsa)

Grecia corre el riesgo de sufrir una guerra civil, a menos que el Gobierno de Atenas siga el ejemplo de Islandia y deje de pagar los préstamos del país, según el reputado experto Charlie McGrath. Y es que Grecia debe admitir la bancarrota y empezar de nuevo desde cero.

La salud financiera del país no va a cambiar hasta que el Gobierno griego no se dé cuenta de que está en bancarrota y le diga a los bancos que mantienen su deuda, a la Unión Europea y al Banco Central Europeo, que va a dejar de pagar su deuda.

El plan de austeridad no evitará el colapso económico en Grecia. Hemos estado hablando de esto durante años. Con más medidas de austeridad solo se compra algo de "tranquilidad" durante unos meses. Después, tendremos la siguiente ronda de protestas y la ira de los ciudadanos griegos se incrementará y continuará escalando.

Esto es lo que pasa cuando se asaltan las competencias de los gobernantes y cuando anulas totalmente la soberanía de una nación. Y es que ahora estamos viendo como la Troika está apoderándose de Europa. Tenemos a la Comisión Europea, al Banco Central Europeo y al Fondo Monetario Internacional, que están tratando de ser el gobierno de Europa, de la zona euro.
Y en esto surge una pregunta clave: ¿qué es peor para el pueblo griego: ser expulsado del euro e ir a la quiebra, no pagar su deuda, o más austeridad?

Charlie McGrath lo tiene claro: más austeridad. Los acreedores van a seguir prestando dinero a Grecia, solo para que siga pagando su deuda. Eso no tiene sentido ninguno. El modelo que Grecia debería seguir es Islandia. Sea valiente y diga a los bancos: "lo siento, me prestaste ese dinero y ahora lo vas a perder". Esto es lo que se supone puede pasar en un país capitalista en el mercado libre, pero esto no es lo que sucede. Con la actitud actual solo estamos cargando a Grecia con cada vez más deuda, y que quede claro - este proceso endemoniado no va a detenerse por sí solo.

Lo más preocupante es que toda Europa está yendo por el mismo camino. Es por esto por lo que los gobiernos de la eurozona están intentando dar un impulso al fondo de rescate europeo (ESM), el BCE ha aprobado el plan de compras de bonos y todo el mundo quiere más poder para Bruselas: todos entienden perfectamente bien, que la crisis de la deuda soberana, a pesar de que la despertó Grecia, no se detiene en Grecia.

La ciudadanía griega está en un punto crítico. Ya tenemos a personas se quitan la vida en frente del Parlamento. Hay personas que lo están perdiendo todo, perdiendo la esperanza. Personas que lo único que saben es que no hay nadie que les represente.

El martes conocimos la máxima expresión de la tiranía tecnócrata en Grecia. Gracias a 153 de los 300 votos del parlamento, se aprobaron más medidas de austeridad y más sufrimiento para los ciudadanos. El final puede ser catastrófico. A medida que continúe la desesperanza, los ciudadanos querrán controlar el destino del país. ¿Cómo las autoridades no hacen nada más que divagar, especialmente ante un riesgo de guerra civil?

miércoles, 31 de octubre de 2012

LA DESIGUALDAD SOCIAL NO PARA DE CRECER

Lo que estamos viviendo no es una mala gestión, es una gestión que persigue el objetivo de incrementar la brecha social entre ricos y pobres, sacrificando a la clase media y desmantelando entretanto el llamado estado del bienestar.
Les dejo con este interesante artículo publicado en El País, que refleja lo dicho anteriormente.

Los ricos, aún más ricos

La desigualdad social es un riesgo grave que amenaza también al crecimiento económico. 

Gabriela Cañas Madrid 14 OCT 2012

Quizá sea exagerado afirmar que estamos a las puertas de una Tercera Guerra Mundial como empieza a decir más de uno, pero cada vez son más organismos internacionales los que sospechan que la creciente desigualdad es el mayor riesgo al que se enfrentarán nuestras sociedades en la próxima década. El Foro Económico Mundial, el FMI o la OCDE ya han alertado sobre los peligros de esta deriva que está registrando el mundo desarrollado en el que —simplificando— los ricos son pocos y cada vez más ricos, y los que menos tienen son cada vez más y sus ganancias disminuyen. La brecha se acrecienta. En Estados Unidos, los datos son escandalosos. En ese país, como señala The Economist, el 1% de la población con más ingresos ha pasado de detentar el 10% de la riqueza al 20% en los últimos treinta años.

Este fenómeno del aumento de la disparidad de ingresos entre ricos y pobres, que se inició ya en 1980, se ha acelerado con la crisis. El salario medio en Wall Street, por ejemplo, ha crecido en plena Gran Depresión durante los dos últimos años en un 17% alcanzando los 281.000 euros. En general, como contaba en este periódico Sandro Pozzi el pasado jueves, las retribuciones en el sector financiero suben mientras se recortan plantillas.

Solo Latinoamérica y amplias zonas de África, de donde no tenemos datos para analizar la tendencia, se salvan de una deriva tan escandalosa. Mientras la riqueza se concentra y crece de manera desmedida, las clases medias y las menos favorecidas se empobrecen hasta el paroxismo. Es una deriva peligrosa e inmoral en la que España destaca de manera especial. El índice Gini que mide esa brecha entre ricos y pobres se ha disparado desde 2008, año inicial de la crisis, hasta convertir a este país en el más desigual de la eurozona. La coyuntura económica y, sobre todo, las políticas imperantes están dando al traste con uno de los logros más importantes de la democracia española, que logró situar a España entre los países de mayor desarrollo humano del planeta, un índice que tiene en cuenta el acceso general de la población a la riqueza, la educación y la sanidad.

La pobreza por sí sola no genera un malestar social suficiente como para desatar un conflicto de mayores consecuencias. Es la desigualdad y la injusticia intrínseca que conlleva la que provoca las peores tensiones. Latinoamérica debe en gran parte su pasada inestabilidad política al hecho de ocupar el primer puesto en desigualdad social. Tras los gravísimos altercados vividos este verano en las minas de Sudáfrica está el hecho de que el 80% de las reservas de platino del mundo están en ese país mientras su población no acaba de beneficiarse de ello.

La situación es explosiva. En Sudáfrica, como en Grecia, como en España, el paro afecta ya a una cuarta parte de la población activa. Son países, sin embargo, en los que hay grandes fortunas, salarios estratosféricos y, nuevamente, unas políticas económicas de corte radicalmente liberal que, como la lluvia fina, una parte de la sociedad acepta como algo natural. El mismo día en que Oliver Wyman cifraba en 53.745 millones de euros las necesidades de la banca española para sanearse, en algunas tertulias públicas no se hablaba del insoportable peso de esas entidades financieras mal gestionadas que tanto dinero han perdido —o desviado— y que ahora hay que rescatar. No. Se hablaba de que el Estado de bienestar que tenemos es insostenible. Y como ese es el mantra de los que gobiernan, el resultado obvio es una injusta transferencia del dinero de los contribuyentes hacia esas entidades.

La buena noticia no es que los organismos internacionales se hayan convertido de pronto en ONG sensibles a los sufrimientos humanos. La noticia es que tales organismos se están dando cuenta de que la desigualdad social, además de ser una bomba de relojería, puede mermar el crecimiento económico. Así lo considera, por ejemplo, el FMI. De manera que, por la razón que sea, quizá ya no estemos a las puertas de una Tercera Guerra Mundial, sino en el umbral de una rectificación que es urgente para evitar daños peores, incluso para los ricos. Las políticas económicas tienen que cambiar y estas no deberían volver a olvidar que erosionar con sus recortes la educación, la sanidad y las prestaciones sociales en general es el peor error que se ha cometido.

jueves, 25 de octubre de 2012

UE: LA DESUNIÓN DE LOS DIFERENTES

Mal, muy mal van a pintar las cosas en un contexto de incapacidad política internacional para plantear soluciones que realmente lo sean al gran problema de la crisis. Hablando de incapacidad política, por si no se han dado cuenta, este concepto no se reparte de forma equitativa entre todos los países, y ya se sabe, de este tipo de cosas aquí siempre vamos mejor servidos que los demás.

Mantener los bancos con vida para evitar el dolor a corto plazo nunca funciona

23 oct 2012 • Steen Jakobsen, Economista Jefe, Saxo Bank

La Cumbre de la UE del pasado mes de junio se calificó de “cambio en las reglas del juego” y el gran triunfador fue el presidente español Mariano Rajoy. La Cumbre de la UE de la semana pasada ha resultado bien distinta, ya que la unión bancaria que tanto se ha anunciado sigue siendo solo un plan para tener un plan puesto que Alemania y el Club del Norte han decidido que la “condicionalidad” sea parte integrante del compromiso futuro.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel por fin se ha decidido a enviar un mensaje claro sobre la cuestión clave del legado de deuda: no habrá una inyección directa de los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a los bancos españoles e irlandeses, lo que significa que Rajoy ha dicho adiós a su vía de escape y la situación ahora se reduce al “dilema del prisionero”; Alemania y la UE se sitúan en un punto en el que Rajoy tiene más que ganar si no hace nada, básicamente la misma posición que mantiene Grecia desde hace años tras la implementación de su primer plan de rescate.

España se encuentra ahora donde Grecia estaba hace tres años: se enfrenta a multiplicadores fiscales negativos ya que cualquier movimiento hacia la austeridad agravará la espiral económica desfavorable. Incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reconocido que los multiplicadores fiscales son muy superiores a cuanto se estimó inicialmente (de 0,9 a 1,7 frente al dato previo de 0,5), lo que significa que el final de la crisis no está cerca. Rajoy lo ha intentado, realmente así ha sido, pero el problema de España es el mismo que el de Grecia y el mismo que en breve tendrá también Italia: un mandato por el cambio impuesto desde las oficinas de Bruselas o Frankfurt por parte de autoridades no electas y a las que no se pueden pedir cuentas no puede durar mucho tiempo. (Además, esto último también es de aplicación a EE.UU., donde la política no nace en el Capitolio o en la Casa Blanca sino en el edificio Eccles de la Reserva Federal.)

La diferencia entre las cumbres de junio y de octubre de la UE: la campaña de reelección de la señora Merkel
Pero, ¿cuál es la principal diferencia entre las cumbres de la UE de junio y de octubre? En junio, la señora Merkel todavía no había iniciado su campaña de reelección. Ahora, ya está en marcha. En octubre de 2012, no solo las elecciones de septiembre de 2013 parecen aproximarse rápidamente sino que además, la oposición socialdemócrata (SPD) ha lanzado sabiamente a la lucha por la cancillería al que fuera ministro de economía, Peer Steinbrueck, que ha resultado ser más favorable a la UE que la señora Merkel.

Por tanto, en adelante, la canciller Merkel va a tener que mostrarse más escéptica en torno a la UE en contraposición a la postura del SPD, que apoya el pacto fiscal de la UE. En segundo lugar, no puede seguir haciendo caso omiso de sus votantes acérrimos, que siempre han sido escépticos respecto de la UE. Todo ello va a suponer un cambio, y hasta cierto punto así ha sido, junto con las consecuencias macroeconómicas previstas. De aquí a septiembre, el único objetivo de Merkel va a ser ganar votos, mientras que en junio su meta era mantener el euro con vida a cualquier precio. Cabe esperar por parte de Merkel menos UE y nada de grandes compromisos. Hemos entrado en la fase del Nein más que en la etapa de las no-soluciones interminables o del “quizá, pero diseñemos un plan”.

La ventana del Club Med se está cerrando, sin duda la muestra más visible del enorme vacío que separa al Presidente Hollande y la señora Merkel. Hollande culpabiliza públicamente a Merkel de los males que aquejan a la UE, a pesar de que se ha negado a adoptar el pacto fiscal en la constitución francesa, lo que manifiesta una cierta hipocresía.

La señora Merkel tiene por lo menos alguna que otra razón práctica para oponerse a una solución rápida y deshonesta en relación con la unión bancaria, que se supone arrancará en enero de 2013.

Cuestiones más destacadas de la unión bancaria de la UE
La unión bancaria de la UE no puede constituirse en virtud de una decisión pro-forma: también requiere un marco jurídico y práctico. De las implicaciones de una nueva unión bancaria emana una caja de Pandora repleta de cuestiones jurídicas. A modo de ejemplo: ¿A qué tribunales acudirán los bancos cuando no estén de acuerdo con los reguladores paneuropeos y su “policía bancaria”? ¿Al Tribunal de Justicia de la UE? ¿O al tribunal local en el que consten sus accionistas y su personalidad jurídica? Y volviendo a los accionistas, ¿dónde van a poder elevar sus pretensiones jurídicas frente a los “bancos locales”? Y en última instancia, ¿a quién tendrá que rendir cuentas la unión bancaria de la UE? ¿Al cuerpo de supervisión del BCE o al Consejo de Ministros de la UE? ¿Dónde va a encontrar la UE funcionarios suficientes para elaborar los documentos de estrategia, liderar la implementación y dirigir el modus operandi en aras de garantizar el cumplimiento de la legislación en un contexto transfronterizo y de respetar los plazos en las comunicaciones?

Podría seguir y seguir, pero creo que estaremos de acuerdo en que todo esto no se va a conseguir ni en una semana, ni en un mes ni siquiera en un año a menos que se convierta en una nueva tarea deshilachada de la UE. La idea que subyace a la actuación desesperada de crear una unión bancaria es que mediante la desconexión de estados descapitalizados de bancos descapitalizados, podremos dar un paso adelante. Sin embargo, la única razón real para una unión bancaria es que sea precursora de una unión fiscal plena.

Existen enormes riesgos que en adelante convendrá esquivar. Si la UE mina la integridad de la unión bancaria desde el primer día lanzándose con prisa a legislar, corre el riesgo de repetir los errores que los políticos cometieron al crear el euro/la UME en primer lugar: la construcción de una casa sin cimientos y el pensar que más adelante se podrá siempre aplicar un Pacto de Crecimiento y de Estabilidad, para acabar dándonos cuenta de que no hay voluntad de ejecución. En el momento actual, la generación siguiente de políticos europeos corre el riesgo de repetir esos mismos errores, al dar por buena una idea que parece funcionar en teoría pero que debido a problemas en el marco jurídico y de rendición de cuentas está condenada a fracasar incluso antes de implantarse.

La cumbre de la UE como tal materializa mi premisa inicial sobre la crisis: se puede alargar y disimular durante mucho, mucho tiempo pero finalmente todas las situaciones alcanzan su punto de saturación.

Fase final de la gran ilusión
Cada vez tengo más clara la idea, y de hecho actúo en consecuencia, de que hemos llegado a la fase final de todo este gran espejismo y de que la próxima etapa se va a caracterizar por la incapacidad de las autoridades de los bancos centrales a la hora de dirigir otros “experimentos” posteriores. Cuando yo iba al colegio, ¡no había nada más allá del infinito! ¿Cómo logrará la Reserva Federal subir la apuesta sobre ese infinito al que ya se ha comprometido?

Esto mismo es de aplicación para Draghi y su proceso de transmisión monetaria. Además de la debacle completa de deuda soberana y de las barreras en los balances respecto del “legado de deuda” por doquier, las garantías de las políticas de relajación no importan cuando, por ejemplo, los bancos holandeses y españoles se ven abocados a sumar al menos 300 puntos básicos en los tipos de interés hipotecarios solo para mantenerse a flote.

Mantener los bancos con vida solo para evitar el dolor a corto plazo que supone reconocer pérdidas nunca funciona. La creación de una unión bancaria no hará que cada uno de los bancos sea más solvente. Al igual que todas las medidas y planes de esta crisis, lo único que se ha logrado a través de la política macroeconómica es falsear los precios relativos mediante la emisión de dinero y mantener una base de poder formada por un lobby financiero que es demasiado potente para alcanzar el bien común y así acercarnos cada vez más al punto en que la utilidad mínima se desploma.

La Cumbre de la UE de la semana pasada es una clara muestra de que la escasa utilidad de la política de alargar y disimular se ha agotado. Cuando los políticos sepan que deberán rendir cuentas de sus actos, darán su verdadera cara. Esto es lo que la señora Merkel hizo la pasada semana y según marcha Alemania, marcha Europa. Y ahora, ya saben que este veranillo europeo de 2012 va a ceder el paso a un duro invierno caracterizado por la volatilidad, en el que el conocimiento de la historia y del contexto se hace clave. Ha llegado la hora.

Fuente: Sala de inversión, Saxo Bank

lunes, 1 de octubre de 2012

¿QUÉ OPINAN LOS ALEMANES DE LOS POLÍTICOS QUE NOS GOBIERNAN?

Aquí les dejo esta perla para que vayan reflexionando.
  
“España no debería recibir más dinero sin que se cambie a fondo el sistema político y económico”  
Lunes, 01 de Octubre de 2012Redacción

Traducción de un artículo publicado el jueves (6 de septiembre) en varios periódicos económicos alemanes, por su corresponsal en España:

Hoy, 6 de septiembre, se encuentran en Madrid los gobiernos de Alemania y España, acompañados de un nutrido grupo de empresarios, y donde seguro hablarán sobre las condiciones para poder otorgar más ayudas financieras a España o a su sistema bancario. En los dos lados se ha elevado el tono en los últimos meses y es con gran expectación que España espera ahora la decisión que va a tomar el Tribunal Constitucional alemán, que esa sí es crucial, el día 12, sobre la conformidad o no del rescate europeo y las obligaciones derivadas para los alemanes.

En Alemania crece la critica contra la supuesta "mentalidad de fiesta" de los españoles; en España los medios cada vez son más negativos con la supuesta dureza de la canciller Merkel. Pensamos que la situación es mucho más compleja de lo que presentan ambos gobiernos y la mayoría de los medios. España no es Grecia, pero España puede ser un paciente crónico si Alemania, junto con Europa, no contribuye a solucionar sus verdaderos problemas.

España no debería recibir más dinero sin que se cambie a fondo el sistema político y económico, hoy en manos de una oligarquía política aliada con la oligarquía económica y financiera, y sin que se aumente la participación ciudadana real en las decisiones políticas. Para no perpetuar la crisis y endeudar a los españoles durante generaciones, el Gobierno español debe reformar a fondo la administración de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, en su mayoría en bancarrota y completamente fuera de control, sometiendo a referéndum el modelo de Estado.

Este tema es la clave del futuro de España, porque las regiones, ayuntamientos y diputaciones son los responsables de los dos tercios del gasto público -234.000 millones frente a 118.000 el Estado en 2011-, excluyendo la Seguridad Social -23.000 millones-, y este gasto se realiza en condiciones de descontrol, despilfarro y corrupción totalmente inaceptables. Las razones verdaderas de la crisis del país, en consonancia con lo dicho, nada tienen que ver con salarios demasiado altos -un 60 % de la población ocupada gana menos de 1.000 euros/mes-, pensiones demasiado altas -la pensión media es de 785 euros, el 63% de la media de la UE-15- o pocas horas de trabajo, como se ha trasmitido a veces desde Alemania. A España tampoco le falta talento, ni capacidad empresarial ni creatividad. Tiene grandes pensadores, creativos, ingenieros, médicos excelentes y gestores de primer nivel.

La razón de la enfermedad de España es un modelo de Estado inviable, fuente de todo nepotismo y de toda corrupción, impuesto por una oligarquía de partidos en connivencia con las oligarquías financiera y económica, y con el poder judicial y los organismos de control a su servicio. En España no existe separación de poderes, ni independencia del poder judicial, ni los diputados representan a los ciudadanos, solo a los partidos que los ponen en una lista. Todo esto lleva también a una economía sumergida que llega al 20% del PIB y que frena la competencia, la eficacia y el desarrollo del país. Además, detrae recursos con los que podrían financiarse educación y sanidad.

Las ayudas para España, igual que para otros posible candidatos de rescates, no deben ir a bancos ya casi en bancarrota y fuertemente politizados. En la CAM, el Gobierno ha comprometido 16.000 millones de dinero público en lugar de cerrarla; en Bankia, 23.000, y el Ejecutivo acaba de darle 5.000 millones urgentemente para cubrir pérdidas en vez de cerrarla, y además de forma tan extraña que despierta todo tipo de recelos. ¿Por qué se ha utilizado el dinero de los españoles (FROB) en vez de esperar los fondos de la UE? Es lícito suponer que la razón es la siguiente: los bancos no quieren que la UE investigue sus cuentas.

Control estricto y duras condiciones. Ya el caso de Grecia ha demostrado que las ayudas europeas tienen que estar vinculadas a un control estricto y condiciones duras. Esas condiciones no pueden solamente representar recortes sociales o subidas brutales de impuestos, como hace ahora el Gobierno de Mariano Rajoy con la excusa de Europa . Se tiene que cambiar más en España que cortar gasto social, que de todos modos es mucho más bajo que en Alemania, y hay otros gastos infinitamente más relevantes que se pueden eliminar. Además, los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que uno solo puede llegar a una conclusión: el dinero de Europa no puede ser manejado por personas tan increíblemente venales.

La pasada semana el ministro de Industria Soria -imputado también por corrupción urbanística en Canarias- acusó al ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros de favorecer descaradamente a la empresa líder de renovables, Abengoa, de la que había sido asesor, en la nueva regulación de estas energías, que reciben más de 7.000 millones de euros de subvenciones anualmente. Y Rajoy, al que entregó una carta probatoria, ni dijo ni hizo absolutamente nada.

No puede permitirse por más tiempo este nivel de corrupción, y menos aún a 17 regiones funcionando como estados independientes, con todos los organismos multiplicados por 17, desde 17 servicios meteorológicos a 17 defensores del pueblo, con 200 embajadas, 50 canales de TV regionales en pérdida, 30.000 coches oficiales o 4.000 empresas públicas que emplean a 520.000 personas, creadas específicamente para ocultar deuda y colocar a familiares y amigos sin control ni fiscalización alguna. En conjunto, unos 120.000 millones, equivalentes al 11,4% del PIB, se despilfarran anualmente en un sistema de nepotismo, corrupción y falta de transparencia.

Y con esto se tiene que acabar, entre otras cosas, porque ya no hay dinero. Los últimos datos de las cuentas públicas conocidos la pasada semana son escalofriantes. El déficit del Estado a julio ascendió al 4,62% del PIB, frente a un déficit del 3,5% comprometido con la UE para todo el año (del 6,3% incluyendo regiones y ayuntamientos). Pero lo realmente inaudito es que España está gastando el doble de lo que ingresa. 101.000 millones de gasto a julio frente a 52.000 millones de ingresos, y precisamente para poder financiar el despilfarro de regiones y ayuntamientos, que no están en absoluto comprometidos con la consolidación fiscal.

El tema del déficit público es algo que roza la ciencia ficción, y que ilustra perfectamente la credibilidad de los dos últimos gobiernos de España. En noviembre de 2011, el Gobierno dijo que el déficit público era del 6% del PIB; a finales de diciembre, el nuevo Gobierno dijo que le habían engañado y que el déficit era superior al 8%, y que se tomaba tres meses para calcularlo con toda precisión. A finales de marzo, se dijo que definitivamente era del 8,5%, y ésta fue la cifra que se envió a Bruselas. Dos semanas después, la Comunidad de Madrid dijo que sus cifras eran erróneas y el Ayuntamiento de la capital igual… el déficit era ya del 8,7%.

Sin embargo, la semana pasada el INE dijo que el PIB de 2011 estaba sobrevalorado y, con la nueva cifra, el déficit era del 9,1%; dos días después, Valencia dijo que su déficit era de 3.000 millones más; o sea, que estamos en el 9,4% y las otras 15 CCAA y 8.120 ayuntamientos aún no han corregido sus cifras de 2011. Lo único que sabemos es que están todas infravaloradas. El déficit real de 2011 puede estar por encima del 11%, y en 2012 se esta gastando el doble de lo que se ingresa. Como dice el Gobierno de Rajoy, “estamos en la senda de convergencia”. Y es verdad… de convergencia hacia Grecia.

Claramente, la joven democracia española tiene todavía muchos déficits de representatividad y de democracia que deberían interesar a la canciller Merkel y también a Europa, si queremos evitar una Grecia multiplicada por cinco y salvar el euro. Esto es lo que ha hecho posible el despilfarro masivo de las ayudas europeas, con una asignación disparatada de las mismas, a pesar de que estas ayudas han supuesto una cifra mayor que la del Plan Marshall para toda Europa.

Es frustrante que a causa de este sistema oligárquico nepotista y corrupto se destroce talento y creatividad y que ahora muchos jóvenes se vean forzados a trabajar fuera, muchos en Alemania. Esa situación nos ha llevado a una distribución de riqueza que es de las más injustas de la OECD. La antaño fuerte clase media española está siendo literalmente aniquilada.

Resumiendo: no es una falta de voluntad de trabajo, como se piensa tal vez en algunos países del norte de Europa, lo que hace que España sufra la peor crisis económica de su Historia. Es un sistema corrupto e ineficiente. La crítica del Gobierno alemán y sus condiciones para un rescate de España se deberían concentrar en la solución de esos problemas. En caso contrario, solo conseguirán que una casta política incompetente y corrupta arruine a la nación para varias generaciones.

*Stefanie Claudia Müller es corresponsal alemana en Madrid de Wirtschaftswoche y economista;

Publicado en La Carta de la Blosa.
 

domingo, 23 de septiembre de 2012

LAS CAUSAS PROFUNDAS DE LA CRISIS Y COMO SE VENDE EL PESCADO

Los siguientes enlaces les ofrecerán una guía extraordinaria para entender las causas profundas de la crisis, cómo funcionan los mercados de capitales y porqué, cuál es el flujo del capital y quiénes son los beneficiarios de tales movimientos. En total son varias horas de documentos visuales de los cuales se extrae el conocimiento necesario para entender el origen de esta crisis, de otras anteriores y de las que están por venir. Es información no difundida por los medios de comunicación normalizados y en gran parte oculta al ciudadano.

El primer enlace es una conferencia en la que se pone de manifiesto la teoría predominante en la Unión Europea (UE) en la actualidad, basada en los postulados de la escuela austriaca. En esta conferencia se critica a los economistas keynesianos pero no se dice que tanto esta teoría económica como la de la escuela austriaca son dos caras de la misma moneda. Las dos intentan por todos los medios la continuidad del sistema a pesar del agotamiento del mismo. En resumen es la situación actual que vive la Unión Europea.


El segundo de los enlaces, es una serie de conferencias del profesor Bernd Senf. Documentos claves para entender como se produce el flujo del capital y la expropiación al ciudadano por parte de los que lo crean y lo controlan. Es el documento más importante de los tres ya que muestra la realidad que subyace tras las teorías económicas normalizadas. Su título es Las raíces profundas de la crisis financiera mundial y consta de cinco partes: parte 1, 2/1, 2/2, 3/1 y 3/2.


El tercer enlace es una conferencia de David Icke en la Oxford Union. En este documento se ponen de manifiesto los métodos que son empleados para mantener en la sombra los acontecimientos que terminan condicionando las vidas de los ciudadanos, para que estos vean con la mayor normalidad posible el devenir de los sucesos.


Espero que esta recopilación de documentos les sea de utilidad para alcanzar la conciencia de la realidad subyacente.

domingo, 9 de septiembre de 2012

BANKIA; LA GRAN CARGA EN LAS ESPALDADAS DEL CIUDADANO

El invento de Bankia nace del empeño de los políticos de salvaguardar sus intereses a costa del ciudadano. Un conjunto de cajas insolventes que debieron ser liquidadas, salvaguardando los depósitos de los clientes y ahorrando muchísimo dinero al contribuyente, de las que se hizo un banco insolvente, lo suficientemente grande como para que los políticos lo llamasen sistémico y justificar así las ingentes inyecciones de dinero con las que tapar los años de expolio y de financiación de negocios ruinosos, que en cambio, dejaron fuertes ganancias y réditos políticos.

Alguien debería investigar lo ocurrido en Bankia.

Les dejo con un interesante artículo publicado en La Carta de la Bolsa.

Y después de todo… ¿es Bankia un banco viable?

Jueves, 06 de Septiembre de 2012 Carlos Montero

España anunció la semana pasada sus planes para sanear el sector bancario. Pero también había otra novedad interesante en lo que respecta a la problemática Bankia.

El gobierno español anunció que BFA-Bankia recibirá una inyección de capital del fondo de reestructuración bancaria en España (FROB) por importe de 4.500 millones de euros. Sin embargo, España ha decidido no solicitar el desembolso anticipado de parte de su paquete de rescate bancario de 100.000 millones de euros. Esto, a pesar del hecho de que se habían reservado 30.000 millones de euros para casos de emergencia, como el Eurogrupo señaló en un comunicado emitido la semana pasada. Los fondos se pagarán por adelantado por el FROB y serán al final incorporados al rescate de los bancos españoles cuando esté totalmente distribuido.

Esto plantea algunas preguntas interesantes, comentan los analistas del prestigioso e influyente Think Tank, Open Europe. En primer lugar, ¿por qué tiene España tanto interés en evitar acudir a los 30.000 millones de euros de reserva? El dinero está ahí para tal ocasión, y de hecho, era bastante obvio que se plantearía esta exacta situación. Es más, el dinero formará parte del rescate de todos modos. Por lo tanto, sólo podemos imaginar que el Gobierno español está dispuesto a evitar algún tipo de estigma negativo - a pesar de que esto parece un poco extraño, ya que el plan de rescate ya está confirmado. Vale la pena tener en cuenta las limitaciones de financiación del EFSF frente al ESM, por lo que es posible que España y la eurozona hayan decidido esperar hasta que el ESM esté en pleno funcionamiento antes de tocar los fondos.

Leyendo el comunicado de prensa (http://www.eurozone.europa.eu/documents/eurogroup-statement-on-the-publication-of-bfa-bankias-balance-sheet), también está claro que se trata de una reestructuración de BFA-Bankia, lo que significa que todavía se ve como un banco viable. Pero a Open Europe esto le parece casi escandaloso por varias razones:

• Los préstamos en mora en poder de Bankia aumentaron un 44% (al 11%) en los últimos seis meses.
• El grupo acaba de publicar unas pérdidas de 4.450 millones de euros, en comparación con un leve beneficio de hace un año.
• En los últimos seis meses, el grupo bancario ha perdido la asombrosa cifra de 37.600 millones de euros en fondos de los clientes, una caída masiva del 28%.

"La mayoría de los analistas han tenido claro desde hace tiempo que Bankia ya no es viable", dice Open Europe. "Los últimos planes del gobierno respecto al sector bancario señalan una "solución ordenada" para los bancos no viables y una vía para dividir sus activos y liquidar la institución.

No está del todo claro por qué esto no se aplica en este caso, aunque la protección de los inversores minoristas podría ser parte del motivo. Al final, sin embargo, invertir más fondos públicos en una entidad en dificultades hará más mal que bien a todo el mundo."

Fuentes: Open Europe

viernes, 7 de septiembre de 2012

PONERLE ALAS AL DINERO

Sí, han leído bien, ponerle alas al dinero es lo que muchos están haciendo ante la situación de degradación progresiva que sufre España. La imagen que se está proyectando tanto hacia el extranjero como internamente no puede ser peor y eso afecta cuando se trata de a quien confiarle el dinero. El diseño de las políticas promovidas desde la UE donde, como ya saben, las tesis de los alemanes tienen mucha fuerza, se implementan sin miramientos hacia el ciudadano, eso sí, cuidando de que los intereses de los que mandan y de sus acólitos políticos queden salvaguardados. Luego se tapa todo con montañas de mentiras, a la vez que se oculta la realidad y todo arreglado.

La huida de capital de España nos conduce a un rescate total
Miércoles, 05 de Septiembre de 2012 Carlos Montero (lacartadelabolsa.com)

Si bien hay bastantes analistas y gurús del mercado que creen que es inevitable un rescate total para España, cada vez hay más personas que están tomando conciencia de nuestro destino y las consecuencias perniciosas del entorno de enormes salidas de capitales por la pérdida de confianza en el sistema.

El hecho de que los bancos busquen urgentemente tapar los agujeros de liquidez, junto con los elevados niveles de morosidad, la falta de beneficios reales, provoca que se vean obligados a vender todos los bonos que habían estado comprando con la liquidez dada por el BCE, señala Tyler Durden.

Y hasta el New York Times por fin ha comprendido esta simple verdad con un artículo el pasado martes titulado "Fears Rising, Spaniards Pull Out Their Cash and Get Out of Spain". Y ahora, son los analistas de Nomura los que señalan lo que mucha gente piensa, que "España va a necesitar un rescate total que incluirá un papel más activo del BCE en los mercados de bonos españoles".

La fuga de capitales en España es ahora peor de lo que fue en Indonesia, uno de los más países más afectados durante la crisis financiera de Asia, a finales de 1990, según el análisis de Nomura.

En un período de tres meses, las salidas han totalizado el 52,3 por ciento del producto interior bruto del país!! Que es más del doble de los flujos de salida de Indonesia, que alcanzó el 23 por ciento del PIB en el momento de la crisis asiática.

Los españoles y los inversores extranjeros han estado sacando el dinero de los bancos españoles ante el empeoramiento de la economía, y sin la moneda única y los flujos del BCE, España ya estaría pasando por una gran crisis de divisa.

Quiero subrayar que el carácter amplio de la fuga de capitales, que implica tanto a depósitos bancarios y valores y flujos de residentes y no residentes, la convierte en un flujo de salida global extrema, y plantea serias preocupaciones sobre la estabilidad de la banca y el crecimiento económico.

Según Nomura, hay un montón de explicaciones para esto, incluyendo el hecho de que la economía española está más apalancada que la de Indonesia y que la unión monetaria permite grandes movimientos de capitales.

Los datos del Banco de España, que Nomura destacó, mostraron que los extranjeros fueron grandes vendedores de activos españoles en el último trimestre, lo que generó una salida equivalente al 19,4 por ciento del PIB. También hubo una gran salida de residentes españoles que acumulan depósitos en bancos extranjeros - en el último trimestre un 16,7 por ciento del PIB.

España está ahora en el foco de la crisis, pero el Gobierno español ha resistido hasta ahora pedir un rescate de la Unión Europea y otros acreedores internacionales, a excepción de las ayudas ya acordado para su sector bancario.

Pero el equipo de economía de Nomura cree que España no será capaz de evitar un rescate en toda regla, que incluiría un papel más activo del BCE en el mercado de bonos españoles.

"La magnitud de la fuga de capitales que tuvo lugar en los últimos meses en España apoya este punto de vista", dijo.

Las salidas de capital también muestran que las fortunas españolas parecen estar empeorando mucho más rápido que las de Italia, un país con una relación deuda/PIB mucho mayor.

"En el caso de Italia, las salidas representan algo más del 5 por ciento del PIB."

Mientras que los depósitos bancarios han caído en los bancos españoles, se han mantenido bastante estables en los bancos italianos.

sábado, 28 de julio de 2012

MUCHOS RESPONSABLES, NINGÚN CULPABLE

Interesante artículo publicado en La Carta de la Bolsa.

2+2 no siempre son 4

 Ramiro Pinto - Martes, 24 de Julio de 2012 Redacción

Dos más dos no siempre es igual a cuatro.  Ésta es una verdad matemática que ya no se enseña, por regla general. Tampoco la teoría de conjuntos que según mi profesor de matemáticas, don Gregorio, es el andamiaje del pensamiento. Otro, el profesor Navarro, dijo en una de sus clases magistrales que la teoría de conjuntos es lo que nos enseña a pensar con modelos de sistemas. La mayor parte de los economistas piensan que 2 + 2 son 4 y no siempre es así. Este es el motivo por el que no podemos salir de la crisis. 2 + 2 son 4 en base 10, pero no en otras, como en base 1 o en base 2. Ni tan siquiera en estas bases existe el número 4. La realidad económica ha cambiado tanto que las medidas actuales no servirán para nada. Además se aplican mal las que podrían tener un sentido y se toman otras que agravan todavía más la crisis y mientras que esto sucede los torpes y los corruptos nos gobiernan desde el mundo de las finanzas y desde las instituciones, ellos se enriquecen a costa del pueblo que sufre sus medidas inútiles y perjudiciales.

La realidad económica ya no funciona en base 10, sino en otra, en gran medida por los avances tecnológicos aplicados al sistema productivo y a la comunicación. Cualquier medida que se tome debe de partir de esta realidad, es decir que para que las cuentas salgan hay que saber en qué base estamos.

Los objetivos del rescate van a agravar la crisis y las condiciones para la compra de deuda también. En unos casos por aplicarse erróneamente las nuevas medidas y en otros porque desde hace unos años ha dejado de haber una relación causa efecto entre la inversión y el empleo.
.
Por ejemplo se sube el IVA, lo cual es positivo si se aplicase bien y daría lugar a un modelo fiscal más distributivo que une la progresividad fiscal con la proporcionalidad. Pero la medida del gobierno es subir el IVA sin quitar el IRPF y mantener el impuesto de sociedades para los autónomos. Esto provocará un colapso fiscal, dando como resultado lo contrario de lo que se pretende. La recaudación de Hacienda será menor porque la capacidad de consumo y el poder adquisitivo de las personas habrá disminuido significativamente.

Sin embargo si se aplicase un incremento incluso mayor del IVA pero se suprimiesen los impuestos sobre el salario y el de sociedades a los autónomos la actividad económica crecería y la capacidad de consumo como mínimo se mantendría. Por otra parte los ingresos de las importaciones incidirán en la hacienda del estado, porque con el IVA recauda para el país en el cual se hace la venta y no donde se produce, de esta manera la producción nacional podrá ser más competitiva y no estar abocada al cierre de las pequeñas industrias como sucede en la actualidad.
 .
Para regular la economía financiera y hacer que contribuya a las arcas del estado es necesario un impuesto sobre la especulación, un IVA, impuesto de valor añadido, a la compra de dinero, acciones y propiedades que se revalorizan, de manera que loo que se llama el IVA realmente ha de ser un impuesto colocado en el consumo, o sea en la demanda en lugar de hacerlo en la oferta, lo cual se adecúa más a la economía actual tal y como es.

Otro error por pensar que 2 + 2 son 4, cuando ya no estamos en base 10, es pensar que el crecimiento económico va a crear empleo, cuando no es así, la relación producción – empleo se ha visto trastocada por por la tecnología, a lo que se une el encarecimiento del petróleo que exige un cambio de modelo energético y sobre todo es absolutamente necesario plantear un modelo de desarrollo perdurable, tanto desde el punto de vista medio ambiental como económico. En el error de querer incentivar el empleo caen tanto el gobierno como la oposición e incluso los detractores del sistema, todos los cuales mantienen diferencias sobre qué tipo de relación tiene que haber entre la producción y el empleo cuando ya ¡no la hay!, sólo mínimamente y ya no es dicha relación la que define el modelo económico ni social. Estamos en otra base, en otra dimensión de la realidad.
 .
La deuda se ha acumulado por querer mantener un modelo de desarrollo acompañado de empleo y de grandes beneficios traspasando dinero público a capitales privados, cuyos dueños y  gestores son hoy quienes detentan el poder económico. Esta deuda tiene que entrar en un proceso de cambio de modelo y no de ajustes para seguir en lo mismo que nos ha llevado a la crisis, bastaría con aplicar un porcentaje razonable del PIB anual para el pago de la deuda a lo largo de como mínimo treinta años, pues no es posible ni sensato querer pagar una deuda acumulada a lo largo de cincuenta años en un plazo de cinco, lo cual es un acto de cinismo que sólo busca imponer el poder económico y sus condiciones al poder político y social. Es decir, imponer medidas para esclavizar al pueblo. Porque la deuda ha sido una trampa diseñada para llegar a esta situación en la que continúan con el engaño. Tenemos que darnos cuenta que no es una crisis, es un saqueo amparado en las instituciones, por eso las medidas que toma el gobierno no solucionan nada, nos sacan el dinero a los ciudadanos.

Cuando se habla de la deuda del Estado me acuerdo de un cuento judío que me contó hace muchos años mi abuelo: un tendero que se quejó al rabino de que un señor iba con un gato y que éste se comió cuatro onzas de chocolate de su puesto en el mercado. El rabino mandó colocar al gato en una balanza, pesó justo cuatro onzas, por lo que el rabino dijo: ya tenemos el chocolate, ahora tenemos que saber dónde está el gato. Tenemos la deuda, pero hay que saber dónde está el Estado.

Veo que la gran mayoría de los economistas saben sumar, pero no saben matemáticas. Los políticos mienten.

martes, 24 de julio de 2012

EL DÉFICIT DEMOCRÁTICO

Además de tapar las verdades bajo montañas de mentiras, ahora se recurre a intentar mantener en la ignorancia no sólo a la gente, que esto ya es habitual, también al los parlamentarios.

¿Donde está la oposición en este país? ¿Por qué no dicen nada que no sólo se oiga como un susurro, algo que tenga consecuencias?

Les dejo con el siguiente artículo publicado en elpais.com.

Los documentos del rescate que el Gobierno ha ocultado a España

- Holanda, Alemania y Finlandia votan el rescate español, pero España ni lo debate.
- Los parlamentos de esos países han difundido los documentos de la operación.

Miguel Jiménez - Madrid -  19 JUL 2012 - 00:00 CET

El Gobierno español ha pedido el rescate con fondos europeos para recapitalizar la banca. Es una operación que ha puesto a España bajo todos los focos internacionales. Supone pedir una ayuda de hasta 100.000 millones de euros que pasarán a engrosar la deuda pública. Y, sin embargo, el Parlamento español ni ha debatido ni se ha pronunciado sobre el rescate, del que el Gobierno apenas ha dado cuenta al Congreso, más allá de alguna alusión de pasada en el debate de los recortes que protagonizó Mariano Rajoy o de alguna pregunta parlamentaria en las sesiones de control del Gobierno.

El contraste es más brutal porque son los Parlamentos de otros países europeos los que sí están debatiendo y votando un rescate que afecta principalmente a España. El Parlamento holandés, el Bundestag alemán y el Parlamento finlandés han votado las condiciones por las que se regirá el sistema financiero español, mientras el Parlamento español lo ignoraba.

Más aún, para que los diputados de esos países pudieran formarse criterio y votar en consecuencia, los Gobiernos de sus países han puesto a su disposición una retahíla de documentos sobre el rescate español que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha mantenido ocultos.

Gracias a esos documentos hemos sabido qué previsión de desembolsos había, qué posibilidades de uso de los fondos se abrían o qué opinaba la Unión Europea sobre nuestra capacidad para devolver el dinero del rescate.

Fuentes del Gobierno señalan que se ha preferido esperar a que los documentos estén aprobados formalmente, lo que debería ocurrir en la reunión del Eurogrupo de este viernes.

¿Cuáles son los documentos del rescate español?
  • Entre los documentos del rescate español, el más importante es el llamado Memorando de Entendimiento. Es el que deja claro cuáles son las 32 condiciones sobre el sector financiero que ha de cumplir el Gobierno español y en qué plazos para recibir el dinero del rescate. Además, es el que deja claro que España debe cumplir plenamente las recomendaciones de la Comisión Europea sobre la política económica, como la subida del IVA o la supresión de la deducción por compa de vivienda, obedecidas ya por el Gobierno. El memorando de entendimiento fue conocido internacionalmente cuando lo desveló EL PAÍS en su página web el pasado día 10 de julio. Sin embargo, pese a que en ese momento se convirtió en un documento de dominio público, el Gobierno español sigue sin difundirlo oficialmente y fue el Gobierno holandés el que lo publicó en su página web días después.
  • Junto a ese documento, el Gobierno holandés también facilitó el análisis sobre la idoneidad de España para recibir el rescate. ese documento tiene una conclusión inquietante. Señala que "España parece tener capacidad suficiente para devolver el préstamo basándose en el supuesto de que los costes de financiación caigan desde los altos niveles actuales". Algo que, interpretado en sentido contrario, pone en duda la sostenibilidad de la deuda española a los tipos actuales. El documento, cómo no, está disponible en la página web del Gobierno holandés. España no lo ha hecho público.
  • El Gobierno holandés divulgó incluso un documento supuestamente "confidencial" del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, con la propuesta de dicho fondo de rescate de un mecanismo para facilitar el rescate de España para recapitalizar la banca. Gracias a la difusión de ese documento se conoció que se estimaba que el banco malo dispondría de 25.000 millones de euros, que habría desembolsos en cuatro tramos y cuánto se calculaba para cada uno de esos tramos, información toda ella que el Gobierno español tampoco facilitó a la opinión pública.
  • Fue el Gobierno finlandés, a través de su ministra de Finanzas, Jutta Urpilainen, y no el español, el que anunció que España y Finlandia habían llegado a un acuerdo por el que España daba a Finlandia, a través del Fondo de Garantía de Depósitos, una garantía de 770 millones sobre la devolución del rescate. En este caso, hay que decir, que la diferencia fue cuestión de horas y que el Ministerio de Economía y Competitividad también facilitó información detallada al respecto.
  • El último documento del que la opinión pública española se ha enterado gracias a la publicación por parte de instituciones de otros países es aquel del que hoy da cuenta EL PAÍS, puesto a disposición de los diputados alemanes por parte del Bundestag. Es un documento clave del rescate, el segundo en importancia tras el memorando de entendimiento. Se trata del Acuerdo Marco para el Mecanismo de Asistencia Financiera, es decir, el contrato entre España y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, e incluye importantes novedades. La principal es que las cláusulas de ese contrato con el fondo de rescate contemplan que, con un procedimiento simplificado, España pueda solicitar que el dinero del rescate que sobre de la recapitalización de la banca, se utilice para la compra de deuda pública tanto en el mercado primario (nuevas emisiones) como en el secundario. Además, los parlamentarios alemanes han tenido también acceso al memorando de entendimiento y a otros documentos del rescate español de los que siguen sin disponer (salvo por los medios de comunicación) los diputados españoles.

domingo, 22 de julio de 2012

CUANDO SE PIERDE LA CREDIBILIDAD

Tras las últimas elecciones el retroceso de la economía española es más que evidente. El nuevo gobierno se ve incapaz de atajar la destrucción de la economía, se limita a seguir las instrucciones que se dictan desde la UE y que pretenden salvaguardar los intereses de nuestros acreedores sin tener en cuenta el coste social. También se ha dilapidado en un tiempo récord la credibilidad que podía tener el nuevo ejecutivo. La imagen que se tiene de España fuera, es de un país plagado de problemas, con un ejecutivo sobrepasado por las circunstancias, paralizado por los intereses de partido y por las servidumbres que se han ido acumulando durante años, sin disposición para meter la tijera donde hay que meterla, no sea que se corte alguno de los tendones que unen a la élite económica con los partidos. Un país donde hay muchos responsables pero donde no acaba de haber ningún culpable, salvo los testaferros de turno escogidos para distraer el foco de atención.

No obstante y aunque no se vean en la actualidad, también tenemos fortalezas, bien es cierto que cada día menos. No se puede seguir así o la sociedad española en su conjunto terminará siendo víctima de una estructura caduca y carcomida capaz de deshacer el país para mantenerse a flote.

Si no tienen claro cuales son los responsables de la actual situación miren a los que han gobernado España en los últimos veinte años, eso les dará una pista, por cierto, una parte de ellos están en el actual ejecutivo. No les parece que se ha puesto a la zorra a cuidar del gallinero y con mayoría absoluta.

Les dejo con un interesante artículo publicado en La Carta de la Bolsa.

WSJ: “Si Rajoy quiere salvar su orgullo y salvar a España tiene que enfrentarse a la banca”
Miércoles, 18 de Julio de 2012Redacción
El columnista del Wall Street Journal, Simon Nixon, considera en su último artículo de opinión que, en los círculos financieros internacionales, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "tiene gran parte de la responsabilidad" de la posición peligrosa en la que se encuentra en estos momentos España. Al fin y al cabo, indica Nixon, antes de haber sido elegido con una abrumadora mayoría, Rajoy y su equipo han contado con mucho tiempo en la oposición para trabajar en su agenda económica, que en sus primeros seis meses ha sido considerada por algunos como "chapucera", según recoge elEconomista.es

Sus soluciones a la crisis "han sido muy tímidas", lo que ha socavado la credibilidad de su gobierno. Su estrategia política también parece falta de juicio tras retrasar su presupuesto hasta después de las elecciones regionales, "que su partido perdió", indica el WSJ.

Además el rotativo pone de manifiesto la frustración de Berlín y Bruselas tras la decisión unilateral del Gobierno de romper las normas de la zona euro sobre los objetivos de déficit y posicionarse del lado de Francia e Italia contra Alemania sobre las medidas de lucha contra la crisis.

Tras la petición de ayuda para recapitalizar a la banca, Moncloa opera bajo un completo programa impuesto por la zona euro, aunque éste tiene como objetivo garantizar que España conserve su acceso a los mercados de bonos, en lugar de ser forzados a aceptar un rescate completo.

El riesgo del crédito basura

Esta es una distinción importante - y no sólo "por razones del orgullo español" sino porque un rescate completo degradaría la calificación de España de crédito hasta la categoría de basura. Esto tendría importantes efectos en cadena: los bancos españoles permanecerían excluidos de los mercados, independientemente de cualquier plan de recapitalización, el gran mercado de bonos corporativos español sufriría rebajas, lo que elevaría los costes de endeudamiento para las empresas españolas.

Simon Nixon se pregunta si las últimas reformas y ajustes del Gobierno van lo suficientemente lejos y se lamenta de que la respuesta es negativa. "Es cierto que las medidas fiscales parecen creíbles", reconoce pero plantean "nuevas preocupaciones sobre el crecimiento a corto plazo", apunta. Aún así, desde su punto de vista "el gran problema de España siguen siendo sus bancos".

¿Qué omisiones hay?

Según Nixon, la omisión más importante del préstamo a la banca española y sus condiciones es imponer un objetivo que reduzca la relación entre los préstamos y los depósitos, "una característica importante de los acuerdos de rescate de Irlanda y Portugal".

Madrid argumenta que esto obligaría a los bancos a desapalancarse aún más rápido, algo que tendría un mayor impacto sobre la economía, aún así, para el WSJ esta idea "no es necesariamente cierta" ya que el plan de rescate a la banca española ya contiene la idea de crear un "banco malo": una nueva propiedad del gobierno para gestionar los activos inmobiliarios de los bancos que no puedan cumplir con los nuevos requisitos de capital.

Fundamentalmente, el banco malo será capaz de emitir bonos que pueden ser utilizados como garantía para acceder a las ayudas del Banco Central Europeo, una forma implícita de financiación al soberano. Según Nixon, "Madrid debería ampliar el mandato de este banco malo para que también pueda compra activos buenos de los bancos que no puedan cumplir los objetivos del ratio préstamo-depósito algo que reduciría rápidamente "la brecha de financiación del sistema bancario".

Pero "¿por qué ha resistido Madrid a este enfoque?", se pregunta el columnista. Una teoría es que Rajoy se ha sometido a las presiones de los bancos cotizados españoles, que durante mucho tiempo han justificado que el problema se debe únicamente a la falta de capital por parte de las cajas de ahorros.

Sin embargo, el WSJ cita al BBVA como ejemplo de banco que tiene una relación préstamo-depósito desorbitada, al alcanzar el 204 por ciento, con exclusión de los acuerdos de recompra y los depósitos del sector público.

"Irónicamente, algunos de los más duros críticos de Rajoy se encuentran entre la élite financiera de España", asegura Nixon pero, sin embargo, "la voluntad de Rajoy de querer proteger a estas instituciones de las reformas ha socavado en gran parte su credibilidad". Es por ello que determina que "si Rajoy quiere salvar su orgullo y salvar a España de un rescate completo, tiene que hacer frente a estos bancos".

sábado, 14 de julio de 2012

ESCUCHA EL GRITO DE LA TIERRA

Rescato un artículo de Leonardo Boff del 12 de febrero del 2009 por la profundidad de sus pensamientos y palabras.

Incluyo además las conclusiones del Programa de las Naciones para el Medio Ambiente Río, 6 de junio de 2012; un documento revelador sobre hacia donde nos dirigimos como sociedad y como especie.

«Si no os convertís, todos pereceréis»
 
Dice Jesús en los evangelios: «Si no os convertís, todos pereceréis». Dicho de otro modo: «Si no cambiáis de modo de ver y de actuar, todos pereceréis». Nunca estas palabras me parecieron tan verdaderas como cuando presencié la Crónica de Copenhague, un documental de la TV francesa, emitido a través de un canal de pago en Brasil y, supongo, que en todo el mundo. En la COP-15 celebrada en Copenhague en diciembre pasado, se reunieron los representantes de las 192 naciones para decidir la reducción de las tasas de los gases de efecto invernadero, productores  del calentamiento planetario.

Todos fueron allí con el deseo de hacer algo. Pero las negociaciones, después de una semana de debates intensísimos, llegaron a un punto muerto y no se decidió nada. ¿Cuáles fueron las causas de este impasse que provocó decepción y rabia en el mundo entero?

En primer lugar, creo que no había suficiente conciencia colectiva de las amenazas que pesan sobre el sistema-Tierra y sobre el destino de la vida. Era como si los negociadores hubiesen sido informados de que un Titanic se estaba hundiendo sin darse cuenta de que esa era la nave en el cual ellos estaban, la Tierra.

En segundo lugar, no se tenía claro que el objetivo principal era: impedir que el termómetro de la Tierra suba más de dos grados centígrados, porque entonces conoceremos la tribulación de la desolación climática. Para evitar tal tragedia urge reducir la emisión de gases de efecto invernadero, con estrategias de adaptación, mitigación, concesión de tecnologías a los países más vulnerables y financiación abundante para estimular tales medidas. La preocupación ahora no es garantizar la continuidad del statu quo sino dar centralidad al sistema Tierra, a la vida en general y a la vida humana en particular.

En tercer lugar, faltó una visión colectiva. Muchos negociadores dijeron claramente: estamos aquí para representar los intereses de nuestro país. Error. Lo que está en juego son los intereses colectivos y planetarios y no los de cada país. Eso de defender los intereses del país es propio de los negociadores de la Organización Mundial de Comercio, que se rigen por la competencia y no por la cooperación. Cuando predomina la mentalidad de los negocios la lógica que funciona, denunciada por muchos bien intencionados en Copenhague, es la siguiente: no hay confianza pues todos desconfían de todos, todos están a la defensiva, no ponen las cartas sobre la mesa por miedo a la crítica y al rechazo, todos se reservan el derecho de decidir sólo en el último momento como en un juego de póquer. De los grandes jugadores, China observaba, Estados Unidos callaba, la Unión europea quedó aislada, y los africanos, las grandes víctimas, ni siquiera fueron tomados en consideración. Brasil mostró coraje al final con las palabras de denuncia del Presidente Lula.

Por último, el fracaso de Copenhague —bien lo dijo Lord Stern allí presente— se debió a la falta de voluntad para vivir juntos y pensarnos colectivamente. Tales cosas son herejías para el espíritu capitalista enfundado en su individualismo. Éste no está en absoluto interesado en que vivamos juntos, pues la sociedad para él no pasa de un conjunto de individuos disputando furiosamente la mayor tajada del pastel llamado Tierra.

Jesús tenía razón: si no nos convertimos, es decir, si no mudamos este tipo de pensamiento y de práctica hacia una línea de cooperación universal, jamás llegaremos a un consenso salvador. E iremos al encuentro de los dos grados Celsius de calentamiento con sus dramáticas consecuencias.

La valiente negociadora francesa Laurence Tubiana al hacer el balance final dijo resignadamente: «los peces grandes siempre se comen a los pequeños y los cínicos siempre ganan la partida, pues esa es la lógica de la historia». No podemos aceptar ese derrotismo. El ser humano es resiliente, o sea, puede aprender de sus errores y, en la urgencia, puede cambiar. Me quedo con el paciente jefe de los negociadores Michael Cutajar que al final de un fracaso dijo: «mañana lo haremos mejor».

Esta vez la única alternativa salvadora es pensarnos juntos, actuar juntos, soñar juntos y cultivar la esperanza juntos, confiando en que la solidaridad sea lo que fue en el pasado: la fuerza secreta de nuestra mejor humanidad.

Leonardo Boff es autor de Convivencia, Tolerancia y Respeto, Sal Terrae, 2007.

sábado, 7 de julio de 2012

INTERESANTE REFLEXIÓN SOBRE EUROPA

Publicado en el blog de Xavier Salai-i-Martín

ALEMANIA HUMILLADA Y ENFADADA
Written by XSiM 01/07/2012

Durante las dos décadas que precedieron a la creación del euro, el mundo académico advirtió repetidamente que era un error introducir la moneda única sin tener primero otros aspectos básicos de la integración.  Era como empezar la casa por el tejado. No se podía poner la misma moneda a países con ciclos económicos no sincronizados, sin movilidad de trabajo que permitiera enviar a los parados del país en crisis al país que va bien, sin una unidad de mercado que fomentara la verdadera competencia entre las empresas de los distintos países (cosa que hubiera armonizado el ciclo y los precios), sin una unidad fiscal que transfiriera recursos automáticamente desde los países con boom hacia los países con recesión y sin una unidad bancaria y financiera que enviara recursos a los bancos con problemas. Los académicos advirtieron que cuando viniera la primera crisis, sería catastrófica.

Pero como tantas veces ha pasado con el proyecto europeo, los líderes políticos se negaron a escuchar a los expertos, les acusaron de intentar ayudar a los Estados Unidos y a querer mantener la primacía y el monopolio mundial del dólar... y tiraron adelante la unión monetaria.

Y la crisis llegó... y está siendo catastrófica. Ha sido interesante observar las excusas de los eurófilos: Primero, culparon a los especuladores malignos,  a la codicia de Wall Street, a los bonos subprime y a la liberalizaciónde los mercados. Después echaron las culpas a las entidades de Rating que (correctamente) ponían malas notas a unos gobiernos que mantenían déficits extravagantes. Después se pasó a dar la culpa a los evasores de impuestos y a los paraísos fiscales que figura que causaban esos déficits fiscales excesivos. Luego se dio la culpa a los gobiernos y a sus excesos derrochadores a la hora de construir aeropuertos sin aviones, trenes sin pasajeros y autopistas sin coches. Últimamente se las están cargando los bancos, los banqueros y los entes supervisores (como el Banco de España) que supuestamente tenían que vigilar los excesos del sector financiero.

Pero cada vez son más los que se preguntan si la crisis económica europea que estamos viviendo no ha puesto de manifiesto una realidad incómoda: ¿no será que el verdadero problema es el euro? ¿No será que los oscuros académicos a los que se insultó calificándolos de anti-europeos defensores de la primacía del dólar decían la verdad y la cosa del euro se hizo mal? Al fin y al cabo, el euro hizo que los tipos de interés fueran anormalmente pequeños en países como España, cosa que disparó la burbuja inmobiliaria que tanto cuesta digerir ahora. Al tener los mismos tipos de interés en toda la Eurozona, los países con más inflación (como Italia), tenían tipos de interés reales más bajos o incluso negativos, cosa que inducía los aumentos de consumo e inversión, cosa que aceleraba todavía más la inflación. Cuando llegó la crisis, el euro hizo que hubiera posibilidad de depreciar la moneda de los países que iban mal (cosa que hubiera abaratado sus productos y hubiera permitido aumentar la demanda externa en un momento en que la interna había desaparecido). Y como la cosa se hizo mal, sin poner primero los mecanismos que le tenían que permitir a la Eurozona luchar contra la crisis, tampoco había transferencias en forma de reducciones fiscales automáticas en las zonas afectadas por la crisis y aumentos en las zonas de alto crecimiento. Ni existía la posibilidad de que los griegos, españoles y portugueses en paro, emigraran temporalmente a Alemania o Finlandia porque el mercado laboral único no existía y tenía enormes barreras lingüísticas y culturales. Ni estaban diseñados y establecidos los mecanismos debían permitir la reestructuración de los euro-bancos insolventes.

Es decir, el origen de la crisis es el euro y lo que impide su solución es que el euro se construyó mal. Siendo esto cierto y siendo esto un grave problema... no es lo peor. El mal diseño del euro está destruyendo los logros en materia de convivencia que se habían conseguido con el mercado común primero y la Unión Europea después. Siempre se dijo que el objetivo final de la UE era la paz en el continente más cruel y sanguinario del mundo, escenario de dos guerras más salvajes de la historia de la humanidad. Parecía que la UE fomentó y consiguió la paz y la concordia entre los pueblos de Europa... pero el euro está dando al traste con esos logros: los ciudadanos de los países del centro son cada vez más reacios a ayudar financieramente a los de la periferia a los que no tienen ningún problema en calificar de “cerdos” (las iniciales de Portugal, Italia, Grecia y Spain forman, en inglés, la palabra PIGS que significa cerdo). A su vez, la gente de la periferia da las culpas a los países que les imponen unos recortes y una austeridad que no entienden. El nacionalismo griego, español, italiano y alemán, resurge por toda Europa. Se vuelve a hablar de leyes anti-inmigración. Se culpa a los extranjeros. Renace el chauvinismo y se vuelve a votar a los partidos nazis.

Fue un error buscar la unidad monetaria pensando que de ahí podría salir un sentimiento de unidad y de amistad sin tener en cuenta que, cuando las cosas van mal, la gente solo está dispuesta a hacer sacrificios para ayudar a sus verdaderos amigos. Los norteamericanos tienen una moneda única, es verdad, pero también comparten un proyecto común que va mucho más allá de la moneda o incluso de la economía: comparten los valores democráticos y una defensa infatigable de la libertad individual. Comparten el “sueño americano” de que todos los ciudadanos pueden triunfar en el país de la oportunidad. Comparten el amor por los colores rojo, azul y blanco de su bandera. Comparten el orgullo de su equipo olímpico. Comparten los logros de la carrera espacial y los viajes de la NASA. A nosotros, los europeos, los valores norteamericanos nos pueden parecer unos primitivos y cursis. Pero son unos valores que les unen. Y al estar unidos, nadie discute que una crisis financiera que afecta básicamente a New York o Texas sea tratada con el dinero de todos. La solidaridad no se practica con la fuerza de la obligación sino con el deseo de la voluntariedad. Y la voluntariedad no existe si no hay un sentimiento de pertenecer a un proyecto común que vaya más allá del dinero. Los líderes europeos pensaron que el proyecto común era el euro y el tiro les está saliendo por la culata.

Lo peor de todo es que volver atrás es mucho peor que seguir con el euro. ¡Si! Yo era de los que escribía en contra del euro en los años noventa (*)... pero una vez construido el euro, creo que sería un error abandonarlo. Los pánicos que se crearían en el proceso de transición conllevarían crisis financieras, quiebras, caídas del PIB y aumentos del paro hasta niveles nunca vistos. Es más, si los países con poca disciplina fiscal como España o Grecia de repente tuvieran su propia moneda de imprimir dinero, la inflación se dispararía y en pocos años el fantasma de las subidas masivas de precios, fantasma que hace 20 años que ha desaparecido, volvería a circular por España. Y la eliminación de ese fantasma comportaría graves crisis económicas las de los años setenta.

Al final de la cumbre del 29 de Junio, los líderes políticos europeos sorprendieron a todos los observadores (y aquí me incluyo yo), haciendo públicos unos acuerdos de calado que pueden representar el principio del fin de la crisis. Los acuerdos parecen indicar que finalmente quieren avanzar en la construcción de los fundamentos de la casa donde se debería haber colocado antes de poner el tejado del euro: unión bancaria, mercado único con más competencia en todos los sectores, unión fiscal que reduzca el poder fiscal de los estados, etc. Todo esto está muy bien, pero quizá sea demasiado tarde. Las divisiones estatales son ya muy profundas, hasta el punto que los acuerdos han sido vistos como una victoria de la periferia y una derrota de Alemania. No se ha percibido como una victoria de Europa. Y eso no presagia nada bueno porque no está claro que los fondos de rescate tengan suficiente dinero para rescatar a Grecia, Portugal e Irlanda, rescatar a los bancos españoles y, comprar deuda soberana de los países con la prima de riesgo elevada. Y claro, si los fondos de rescate no tienen dinero, alguien lo va a tener que meter. Y ese alguien solo puede ser Alemania (o el Banco Central Europeo, controlado mayoritariamente por Alemania). Es más, todavía se tienen que escribir los detalles de la letra pequeña del rescato firmado la semana pasada (es decir, las condiciones que va a tener que satisfacer la banca española y el contribuyente español), y eso se tendrá que hacer con la pluma de una Alemania humillada y enfadada.