sábado, 9 de abril de 2011

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE EL FONDO DE RESCATE EUROPEO?

Lo cierto es que este post nace de la falta de claridad con la que se define al Fondo de Rescate Europeo por parte de los medios de comunicación de masas, en particular los voceros de las tertulias.

Intentaré explicar de forma clara y concisa lo que significa dicho fondo. Realmente este ejercicio de síntesis no me parece excesivamente complejo y no veo razonable que no se explique claramente.

El Fondo de Rescate Europeo es, en pocas palabras, un seguro contra el impago de la deuda de los países que recurren a él.

Lógicamente los más beneficiados no son los países rescatados que tienen que seguir pagando un alto interés por la deuda, además de ceder un importante porcentaje de soberanía y hacer frente a reformas severas, cuyas consecuencias son: para la ciudadanía, la perdida de bienestar y el aumento de la pobreza y para los políticos, la temida impopularidad.

Los directamente beneficiados son los acreedores ya que se les garantiza el cobro de la deuda, bien directamente del país afectado, si este lo puede pagar, o en caso contrario a través del Fondo de Rescate Europeo.

Pero ¿quienes son los acreedores?. Pues, en su mayor parte, los acreedores son los bancos del propio país y del resto de países de la Unión Europea (UE). Razón por la que la bolsa se toma esto de los rescates con tanta alegría.

Y ¿cómo es posible que los países recurran al Fondo de Rescate si no encuentran beneficio en ello?

Como ustedes habrán seguido a través de los medios de comunicación, es el propio sistema financiero el que presiona a los países que caen en dicha espiral para que pidan el rescate. Esto se lleva a cabo con la colaboración de los propios medios de comunicación, que aceleran el proceso mediante la difusión de noticias que afectan a la prima de riesgo del país victima de esta alianza impía. Al percibir un mayor riesgo de impago de la deuda, los acreedores exigen un interés mayor para cubrir dicho riesgo. Este proceso se repite tanto como sea necesario hasta que resulta inviable acudir al mercado para financiar la deuda del país, y éste se ve abocado irremediablemente a solicitar la ayuda a través del Fondo de Rescate Europeo.

Nótese que los bancos acreedores son entidades privadas y que el fondo de rescate se ha creado con fondos públicos de los diferentes países de la UE, por tanto, tenemos ante nosotros uno más de los, cada vez más numerosos, sistemas de transvase de los fondos públicos hacia entidades privadas, es decir, se incrementa la deuda pública para cubrir y/o reducir la deuda privada de las empresas financieras.

Por cierto, si España ha salido, momentáneamente, de las quinielas de los países susceptibles de ser rescatados por la crisis de deuda, es debido a que en estos momentos que España se vea afectada supondría la propagación del problema desde la periferia hasta el mismo centro de la UE. Poco tienen que ver las medidas de austeridad tomadas, o sino, que se lo pregunten a los irlandeses y a los griegos que a pesar de la implantación de medidas muy severas y del famoso rescate, siguen con graves problemas económicos que probablemente derivaran en la reestructuración de su deuda. Europa (donde pone Europa léase Alemania) no está preparada aún para un impacto como el que supondría el rescate de España. El día que lo esté, ya podemos apretarnos bien los machos.

Algunas veces me pregunto si cuando se termine de salvar al esclerótico sistema financiero internacional, quedará vida más allá de los bancos.

Espero que les haya quedado algo más claro en concepto de rescate que se está llevando a cabo. les adjunto varios enlaces relacionados que también les resultarán de interés.

-Dejar quebrar los bancos insolventes para no lastrar las economías nacionales.
-España: una gran economía con los pies de barro.
-¿Quién decide si millones de españoles podrán seguir pagando sus hipotecas?
-La soberanía reside en los mercados.