domingo, 27 de marzo de 2011

MÁXIMA PREOCUPACIÓN POR EL ACCIDENTE NUCLEAR EN JAPÓN

A pesar de que lo que está ocurriendo en Fukushima ha dejado de estar en la primera posición de la agenda informativa de los medios de comunicación la gravedad de lo que ocurre el la central nuclear es máxima.

El siguiente artículo a sido publicado en El País hoy mismo.

Detectado plutonio y agua altamente radiactiva en la central de Fukushima

La Agencia Internacional de la Energía Atómica convoca para junio una conferencia sobre seguridad nuclear al más alto nivel

JOSE REINOSO / AGENCIAS | Tokio 28/03/2011

La Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (Tepco), que opera la central nuclear de Fukushima, ha anunciado hoy que se ha detectado plutonio en el suelo en cinco puntos de la planta, a unos 500 metros de las chimeneas de los reactores uno y dos. Es la última novedad sobre la situación atómica en Japón, una noticia que vuelve a elevar el nivel de alarma en el país asiático.

Previsiblemente, la fuga viene del reactor tres, el único que funciona con una mezcla de uranio y plutonio (todos los demás solo con uranio), conocida como MOX. El plutonio es más difícil de manejar y más peligroso en caso de fuga. Desde el principio, este reactor fue visto como el más problemático de todos por usar plutonio, aunque la empresa asegura que la noticia conocida hoy no supone un riesgo para la salud. La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial japonesa ha calificado este incidente de "deplorable" puesto que existen varios sistemas de contención en los reactores.

El material hallado procede de unas muestras recogidas hace una semana y, según los análisis, se corresponde con tres tipos de isótopos de plutonio: 238, 239 y 240. El segundo de ellos es el de mayor perdurabilidad, unos 24.000 años. El vicepresidente de Tepco, Sakae Muto, ha señalado que no se van a suspender las tareas que se están realizando en la central para controlar los reactores dañados por el terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo.

Antes, la misma empresa había detectado agua con un elevado nivel de radiactividad superior a 1.000 milisievert en el exterior del edificio de contención y de la turbina del reactor 2, según un portavoz de la compañía, Tokyo Electric Company (Tepco). Una exposición a 100 milisievert por año es el umbral a partir del cual es evidente el incremento del riesgo de sufrir cáncer. La cifra de hoy supera al pico que se registró ayer en el nivel de radiación detectado en la central, la más alta desde que las instalaciones quedaran dañadas tras el terremoto y el tsunami del 11 de marzo. El Gobierno considera que el reactor 2 podría haber sufrido una fusión parcial del núcleo, después de que el terremoto y el tsunami averiara el sistema de refrigeración de los reactores de la central. El Ejecutivo ha acordado un recorte del 14% del sueldo de los parlamentarios para contribuir a los trabajos de reconstrucción tras la catástrofe.

Tepco aseguró ayer que había detectado un nivel de radiación de 1.000 milisievert por hora, y todo indica que procede de una fuga de agua del segundo reactor. Ante los altísimos índices de radiactividad, los trabajadores que desde hace dos semanas luchan para estabilizar el reactor tuvieron que evacuar las instalaciones.

"Es un valor muy elevado", afirmó Hidehiko Nishiyama, portavoz de la agencia de seguridad nuclear de Japón, quien añadió que había una "alta probabilidad" de que el agua contaminada proviniera de una fuga en el segundo de los seis reactores que tiene la central. Existe la posibilidad de que las vasijas de las barras de combustible usado o el sistema de tuberías estén dañados. Algunos expertos extranjeros afirman que estos niveles de radiactividad en el agua indican que el núcleo del reactor se ha fundido en parte.

Con este panorama, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), que ha dicho a media tarde que todavía no ha sido informada de la fuga de plutonio, ha anunciado para finales de junio en Viena una conferencia internacional al máximo nivel sobre seguridad nuclear, que tendrá un carácter político, ya que este asunto es tan grave que no puede ser tratado "sólo por expertos y técnicos", ha señalado su director general, Yukiya Amano.

Desestimado el aviso de Greenpeace

La asociación Greenpeace ha alertado de que se han localizado niveles de radiación en un radio de 40 kilómetros de la central, por lo que ha pedido a las autoridades niponas que amplíen el perímetro de evacuación. El Gobierno nipón ya ha desestimado la petición y asegura que las cifras aportadas por la asociación "no son fiables", según ha comunicado la agencia de seguridad nuclear japonesa. Y han añadido que la mayoría de los residentes han abandonado esa área y casi nadie vive en la zona.

La agencia de seguridad nipona también ha desmentido los rumores sobre la salud del consejero delegado de Tepco, Masataka Shimizu, cuya ausencia durante un par de días tras la crisis nuclear había provocado especulaciones sobre su estado de salud. Nishiyama ha explicado en una rueda de prensa que el consejero delegado se ha tomado un descanso tras trabajar denodadamente para intentar resolver la crisis de Fukushima.

El partido en el Gobierno nipón ha acordado hoy con al oposición que los parlamentarios se rebajen el sueldo para financiar los trabajos de reconstrucción tras la devastación causada por el seísmo y el tsunami, según ha informado la agencia Kyodo. El recorte, equivalente al 14 % del sueldo anual de un parlamentario, aportará 2.000 millones de yenes (17 millones de euros) al mayor esfuerzo de reconstrucción de Japón desde la Segunda Guerra Mundial, estimado en 20.000 millones de euros.

Criticas a las mediciones de Tepco

El Gobierno nipón ha juzgado hoy "inaceptable" un error en la medición del nivel de radiactividad cometido por Tepco. "Sabiendo que la vigilancia de la radiactividad es una condición crucial para garantizar la seguridad, este tipo de error es absolutamente inaceptable", ha subrayado Yukio Edano, portavoz del Gobierno, en una rueda de prensa, recogida por France Presse. Edano se refería a la cifra difundida ayer por la operadora de la central, que comunicó se había registrado un nivel de radiactividad 10 millones de veces superior a la normal en una muestra del agua vertida por la central al mar. El dato fue difundido en cadena por los medios japoneses e internacionales, contribuyendo a la psicosis generalizada sobre la central nuclear.

El Ministro de Industria francés, Éric Besson, ha informado hoy de que Tepco ha pedido ayuda por primera vez a los grupos industriales franceses de energía EDF y Areva para controlar la situación de su reactor número 2. En una entrevista a la emisora RTL, el ministro ha celebrado la decisión del Ejecutivo nipón de recurrir también al Comisariado para la Energía Atómica (CEA) de Francia en su intento por enfriar el reactor donde se ha producido una fusión parcial de las barras de combustible nuclear.

El límite del riesgo: 100 milisievert al año

Una única dosis de 1.000 milisievert puede causar mareo, náuseas y vómitos y, según la agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, es suficiente para provocar hemorragias. Se considera que una exposición a 100 milisievert por año es el umbral a partir del cual es evidente el incremento del riesgo de sufrir cáncer.

Tepco dijo inicialmente que la cantidad de yodo radiactivo en el agua era 10 millones de veces superior a la normal, pero más tarde rectificó y aseguró que había cometido un error de medición y que se trataba de 100.000 veces. El Gobierno ha tildado este error de "inaceptable" por la alarma desatada. La situación en las turbinas de los otros reactores tampoco es precisamente idílica: en los números 1 y 3, la radiación es 10.000 veces superior a la normal.

Ni Tepco ni el Gobierno han detallado cuántos operarios fueron evacuados. Tal como explica The Washington Post, el número de trabajadores en la planta fluctúa cada día entre los 500 y los 1.000. Los empleados de Tepco son únicamente una porción de la fuerza de trabajo. El martes, por ejemplo, había 700 en las instalaciones, aclaró NISA la agencia de seguridad. De ellos, 500 eran de Tepco, 100 subcontratados y 100 trabajadores más que se repartían entre el Ejército y los bomberos.

Alta radiación en el mar

Los altos niveles de radiactividad detectados en las turbinas de los reactores 1, 2 y 3 han retrasado los trabajos para restablecer el sistema de refrigeración de sus instalaciones. Según la cadena japonesa de televisión NHK, los operarios de Tepco tratarán hoy de drenar agua contaminada del reactor 1 mientras se teme que se retrasarán los esfuerzos para refrigerar las unidades 2 y 3 debido al alto nivel de radiactividad detectado. Los técnicos han fijado como una prioridad bombear el agua radiactiva de los reactores después de que el sábado pasado Tepco reconociera que la radiación en el mar junto a la planta atómica se ha disparado en los últimos días, hasta alcanzar el viernes pasado 1.250 veces el límite legal. Ayer llegó a 1.850 veces. La extracción del agua radiactiva ha retrasado los trabajos para restablecer los sistemas de refrigeración.

El portavoz del Gobierno afirmó que la situación en Fukushima I, situada unos 240 kilómetros al norte de Tokio, permanece sin grandes cambios y que "llevará algún tiempo extraer el agua, garantizando al mismo tiempo la seguridad de los trabajadores". Dos de las unidades de la central siguen en un estado considerado seguro, mientras las otras cuatro aún son inestables.

El proceso de enfriamiento de los reactores ha tenido que ser suspendido en varias ocasiones, debido a explosiones y picos de radiactividad. El jueves pasado, tres técnicos se vieron expuestos a grandes cantidades de radiación, y dos de ellos tuvieron que ser hospitalizados con quemaduras porque vestían equipos de protección inadecuados.

Ansiedad entre la población

El alargamiento de la crisis inquieta en Japón, donde mucha gente vive en un estado de ansiedad, agravado por las noticias surgidas en los últimos días sobre la contaminación del agua, la leche y las verduras de las prefecturas cercanas a la instalación atómica. Una alarma de tsunami tras un nuevo temblor de magnitud 6,5 en la prefectura de Miyagi -una de las más afectadas por el terremoto del día 11- mantuvo al país en vilo esta mañana (madrugada española). Al final, todo se resolvió con inofensivas olas de medio metro.

En Chernóbil (Ucrania), que sufrió en 1986 el peor accidente nuclear ocurrido hasta la fecha, fueron necesarias semanas para estabilizar lo que quedaba del reactor que explotó, y meses para limpiar la radiactividad y cubrir la central con un sarcófago de hormigón y acero.

Según una encuesta hecha pública ayer por la agencia de noticias Kyodo, el 58% de los japoneses critica la gestión de la crisis nuclear por parte del Gobierno, pero más del 50% aprueba los esfuerzos de rescate y ayuda a los damnificados por el terremoto y el tsunami. Un total de 10.872 personas han muerto y 16.244 han desaparecido en el desastre natural, según las últimas cifras oficiales.

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿QUIÉN CONTROLA NUESTRA DESPENSA?

El siguiente artículo fue publicado en Cotizalia el 12/03/2011.

Es interesante comprobar cómo se mueven las corporaciones que dominan ciertos sectores, en este caso uno de los más importantes y estratégicos, el de la alimentación.

La mayor de las discreciones predomina en la gestión de sus negocios mientras, en la sombra, mueven ingentes cantidades de capital que generan beneficios para estas corporaciones.

Diariamente deciden sobre el porvenir de millones de personas ajenos a esta realidad y centrados en la rentabilidad creciente de sus negocios. Mientras tanto el crecimiento de los beneficios que genera su actividad sólo es comparable a la evolución de la hambruna en el mundo.

CARGILL, EL GIGANTE SILENCIOSO QUE DOMINA EL COMERCIO MUNDIAL DE COMIDA.

Piense en nombres de grandes compañías de bebidas y alimentos. Probablemente en su lista estarán Nestlé, Kraft, General Mills o Danone pero, casi con seguridad, no aparecerá Cargill. ¿Qué es Cargill? Esa sería la pregunta que posiblemente se haría. Pocos lo saben pero es amo y señor de la alimentación del planeta. Abra su nevera y ahí está Cargill: en el chocolate, el zumo, la carne, el yogur, los refrescos, la leche. Y así, en casi todo, porque este gigante silencioso que facturó el pasado año 107.900 millones de dólares provee a las grandes compañías del sector de ingredientes básicos, a la vez que alimenta con sus piensos a los ganados.

La empresa, fundada por los hermanos William Wallace y Sam Cargill en 1865, fue concebida en sus comienzos como un negocio sencillo, dedicado exclusivamente a la producción y distribución de granos. En 1895, la ‘familia’ creció: John H. MacMillan, procedente de otra estirpe del sector, se casó con una de las hermanas Cargill y se incorporó a la compañía, que fue expandiéndose cada vez más. Mucho ha llovido desde entonces. Pese a que sigue siendo una empresa familiar, su crecimiento ha sido espectacular. Con 131.000 empleados en 66 países y sede principal en Minnesota (EEUU), Cargill es, según Forbes, la mayor empresa privada norteamericana y controla, junto a las también estadounidenses Bunge y Archer, el 90% del comercio mundial de granos, según datos de asociaciones del sector.

Pero su dominio abarca mucho más que comida. Cargill está presente también en el transporte, las finanzas, la cosmética, el sector farmacéutico, la energía y la industria. La gran incógnita es porque una empresa de tal envergadura es apenas conocida. El principal motivo es que no cotizan en bolsa y, también, su discreción. El clan Cargill-MacMillan no suele aparecer en los medios. Apenas hay fotos de ellos, ni siquiera en la lista Forbes de multimillonarios, publicada recientemente y en la que siete de sus miembros aparecen entre los puestos 200 y 400 con fortunas estimadas de entre 4.700 y 2.400 millones de dólares por cabeza.

La empresa, que obtuvo unas ganancias netas de 2.600 millones de dólares en su ejercicio fiscal 2010, no deja de engordar sus cuentas y más aún ante la situación actual del mercado de alimentos, cuyos precios experimentaron en febrero su octava subida mensual consecutiva y marcaron un nuevo récord histórico, según refleja el Indicador de Precios de los Alimentos elaborado desde 1990 por la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Así, mientras el Banco Mundial ha advertido de que el alza de los precios ha generado 44 millones de pobres en los últimos seis meses, la especulación no cesa. En medio de este panorama, las grandes multinacionales del sector alimentario se frotan las manos. En el mercado de futuros Chicago en tan sólo un año el trigo se ha disparado un 27,8%, la soja un 44,4%, la leche un 37,3%, el maíz un 78,2% y la mantequilla un 44%, según datos recogidos por Bloomberg.

El poder de estas empresas es inmenso. Los gobiernos las observan de cerca con recelo. Los distintos encontronazos que mantienen con las autoridades lo ponen de manifiesto. En 2009, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó la expropiación de varias plantas de la filial de Cargill, acusándola de ·violar· las leyes locales que garantizan el acceso a la población a alimentos de calidad y baratos. Un año antes, en 2008, la Comisión Europea ordenó una serie de redadas en las oficinas de la empresa en el marco de una investigación sobre comercio y distribución de cereales y otros productos agrícolas en países comunitarios.


jueves, 3 de marzo de 2011

LAS REVUELTAS Y REVOLUCIONES POPULARES SE EXTIENDEN POR EL MUNDO

Los conflictos en el mundo se prenden como reguero de pólvora. Las poblaciones espoleadas por la necesidad y asqueadas por la corrupción política y el reparto desigual de las riquezas -concentradas en un puñado de manos- terminan por expresar su repulsa y manifestarse en busca de un cambio que dignifique sus vidas.

Estamos en un nuevo proceso de concentración de la riqueza a nivel internacional. La crisis está siendo la excusa perfecta para dejar descolgadas a millones de personas sin oportunidades de desarrollo personal. Esto era algo que venía ocurriendo sólo en los países en vías de desarrollo, no obstante, la degradación progresiva de las condiciones de vida en los países occidentales tiende a la unificación de las condiciones de vida de las personas que se quedan en el rango bajo de las sociedades.

La alternativa que se está imponiendo es la de la protesta y el conflicto social muy patente en algunas partes del mundo y en proceso de formación en otras.

El siguiente artículo ilustra lo comentado. Según lo vayan leyendo podrán identificar ciertas situaciones que son mucho más próximas de lo que pueda parecer. Se impone una solución alternativa al bipartidismo como se está poniendo de manifiesto en las elecciones locales alemanas. La crisis ha dejado al descubierto que las políticas llevadas a cabo por los partidos con opciones de gobierno no distan lo suficiente las unas de las otras. Las más conservadoras, históricamente ligadas al gran capital ya son de sobra conocidas y las "progresistas", por llamarlas de alguna forma, no muerden la mano que les da de comer.

La India al borde de un revolución violenta.

La alianza impía