martes, 8 de febrero de 2011

ESPAÑA: UNA GRAN ECONOMÍA CON LOS PIES DE BARRO

¿Quién nos iba a decir que en tan sólo tres años las vidas de gran parte de los españoles iban a verse tan directamente afectadas por la crisis económica?

No obstante, es posible que dentro de los siguientes tres, alguien empiece un artículo con la misma pregunta.

Desde el éxtasis de los pelotazos inmobiliarios hasta los tijeretazos sin compasión, que están dejando hecha jirones la economía social.

Del expolio del erario público en la abundancia a la mala gestión que tanto antes como ahora se hace del bien común.

De la industria que un día tuvimos y que a la postre malvendimos, a cambio de los fondos de cohesión, a la propuesta de empleo de Merkel a los jóvenes españoles cualificados para reforzar las filas de la estructura productiva alemana.

Qué listos fueron los que pagaron durante años para mantener y reforzar sus industrias y qué incautos los que se dejaron llevar por el dinero fácil. Para colmo, algunos de los que participaron en aquellas gestas ahora se permiten el lujo de decir que claro, como no, hay que adaptar los salarios a la productividad.

Seguro que no fue todo tan malo y que existen cuantiosos ejemplos de buenas practicas y de gestores con cabeza y visión de largo plazo, aún así, no ha sido suficiente, ha podido más la especulación, el corto plazo, la ignorancia y el egoísmo. De lo contrario no estaríamos en la situación en la que nos encontramos.

Por favor reflexionen. La reflexión es de las pocas cosas valiosas que nos quedan y que no nos podrán quitar, no renunciemos a ella.

Les dejo con uno más de los interesantes artículos que venimos recomendando en este blog. Léanlo detenidamente puede que sea un toque de atención de lo que está por venir.

Enlace al artículo.