sábado, 15 de mayo de 2010

MÁS SOBRE LA REALIDAD DE LA DEUDA GUBERNAMENTAL


















El gráfico adjunto muestra el déficit fiscal de varios países industrializados en relación con su producto interior bruto según datos de The Economist. Hay que señalar que 25 de 27 países europeos tienen un déficit superior al 3% del PIB. Aunque en el gráfico se ve claramente que la mayor de las pesadillas puede estar en el Reino Unido y el EE.UU. cuando el mercado se encargue de ese asunto. Esta es la secuela de los déficit en que han incurrido numerosos países para sustentar a la empresa privada en especial a los bancos, mientras estos ponen en práctica operaciones como la siguiente:

El controvertido Traiding de Alta Frecuencia es la táctica de salvación del balance de muchos bancos, cuanto más grandes más dependencia muestran. Es una práctica muy discutible, desde el punto de vista de la ética y transparencia, que consiste en recopilar órdenes de clientes y adelantarse a sus operaciones, con el fin de cruzar operaciones sacando un diferencial contra el cliente que obviamente, gana la casa. Además, cobran al burlado cliente las comisiones de turno, naturalmente.

No se trata sólo de Goldman Sachs, además y entre otros están involucrados en las mismas artimañas, gigantes como Morgan Stanley, Barclay's Capital, JP Morgan, Deutsche Bank o Credit Suisse.

Entonces, claro que la reforma del sistema financiero es un asunto peliagudo y muy preocupante, especialmente para la propia industria financiera. Claro que batallan con toda su artillería para evitar que se implemente cualquier medida que recorte sus privilegios. En vista del comportamiento del negocio básico bancario continuarán luchando por su supervivencia y defendiendo sus fuentes de dinero fácil. ¿Conseguirán su propósito?.

Nota: El texto en cursiva forma parte de un artículo más extenso de Antonio Iruzubieta.

Mediante las practicas indicadas anteriormente Goldman ha conseguido en el primer trimestre del año, 63 sesiones, obtener beneficios diarios de entre 25 y 100 millones de dólares. Un impresionante resultado que va en detrimento de los pequeños inversores. Recordemos que en el mercado de acciones para que alguien gane, otro tiene que perder, la contra-parte.

Desgraciadamente los mercados con las instituciones (grandes bancos y fondos de inversión capaces de mover ingentes cantidades de dinero) a la cabeza, están imponiendo su ley con el beneplácito de los estados, que se están plegando uno tras otro a los caprichos de "L'enfant terrible" en el que se ha convertido el mercado, con sus cambiantes interpretaciones de una situación que, se mire por donde se mire, está llena de incertidumbres e indefiniciones. Una vez es la gigantesca deuda pública de los estados, a los que se pide austeridad y recortes sociales y al día siguiente las consecuencias que estos recortes van a provocar sobre el consumo.

Conclusión, no hay liderazgo político democrático, sólo los intereses de unos pocos con mucho dinero y poder. Que Dios nos pille confesados porque si esto no se remedia, y el remedio lo tiene que poner el propio ciudadano, (claro está que no se puede confiar en los partidos que gobiernan y menos en la oposición), la factura la tendremos que pagar durante muchos años de sacrificio. Mientras vemos como otros expolian el erario público con impunidad, en España, desgraciadamente, no nos faltan ejemplos entre la clase política. Algunos, como antaño los señoritos, muestran ante los medios de comunicación su desvergüenza, en su equivocada visión de que hablan para una sociedad aborregada. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio, sólo espero que tengamos salud suficiente como para poder verlo.